La familia Drummond-Hay son los dueños de la Isla que se lleva su nombre, una isla deshabitada en la costa del Pacífico Sur frente a las costas de Chile, donde los únicos habitantes son colonias de focas y numerosas especies de aves.

Lady Kristyna Drummond-Hay abrirá el santuario de su familia, que nunca antes ha estado abierto al público, para ofrecer a seis jóvenes estudiantes la oportunidad de ayudar con la preservación de la isla y su vida silvestre. Lady Kristyna ofrece un jet privado a la isla, a unos 1.770 kilómetros al sur de Santiago, alojamiento, tres comidas al día y un salario mensual de 3.000 libras (algo más de 3.200 euros), además de poder aprender de un experto conservacionista.

En declaraciones que publica el Daily Mail, la aristócrata asegura: “Mi familia y yo nos enorgullecemos de nuestro trabajo filantrópico y hemos invertido millones en el mantenimiento de la isla debido a la erosión, la contaminación plástica y otros peligros ambientales”. Y asegura que “Hemos decidido que este maravilloso espacio y alojamiento podrían utilizarse mejor, por lo que estamos ‘abriendo nuestras puertas’ e invitado a estudiantes de conservación (u otras disciplinas ambientales) a permanecer en la isla hasta seis meses con todos los gastos, incluidos los vuelos, pagados y poder ver las vistas y los sonidos de Isla Drummond-Hay mientras son formados por un conocido doctor y conservacionista”.

La isla fue comprada por el tío abuelo de Lady Kristyna, Maurice, un botánico conocido por sus extensas colecciones de plantas. Ella es la nieta de William Huntley Drummond-Hay, el 15° conde de Perthshire, y también está relacionada con Lady Grace Drummond-Hay, la primera mujer en circunnavegar el mundo en el Zeppelin Graf en agosto de 1929.

Los candidatos deben ser mayores de 18 años para poder solicitar el empleo.




Fuente:La razón

A %d blogueros les gusta esto: