Sociedad

Gabriel tampoco estaba en la depuradora


El dispositivo de búsqueda del pequeño Gabriel Cruz, el menor de ocho años desaparecido el pasado martes en Las Hortichuelas, una pedanía de Níjar (Almería), comenzó ayer a primera hora de la mañana con los mismos equipos y unidades que el día anterior, cubriendo un área mayor, de unos ocho kilómetros cuadrados. Respecto a la zona donde se halló la camiseta interior blanca, el perímetro continuaba ayer acotado. Sobre las 08:00 horas llegaron a esta zona, situada al norte de Las Negras, diferentes unidades de la Guardia Civil, como la de las unidades caninas, los buzos, etc. Media hora después llegó la madre del pequeño y pidió a los medios que no la grabaran porque en estos duros momentos necesitaba intimidad. Sobre las 09:00 llegó otra unidad de buzos de la Guardia Civil, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), que comenzaron a rastrear las balsas media hora después aproximadamente. Una labor que hicieron debidamente uniformados, con los cascos que necesitan para poder bucear en este tipo de aguas fecales, así como con los trajes especiales de anticontaminación. Y es que en este tipo de rastreos tienen varios hándicap. «El primero, que son búsquedas sin visibilidad, al igual que los rastreos en los embalses. Y el segundo, que todo el equipo tiene que estar bien hermético. En cualquier caso, la clave es hacer la búsqueda de forma más pausada para evitar que entre agua contaminada en el interior del traje», explicaron fuentes conocedoras de este tipo de actividades.

Los efectivos de la Guardia Civil terminaron minutos antes de las 13:00 horas. A pesar del ahínco de los efectivos de este grupo especializado, que estuvo buceando durante cuatro horas en las seis balsas que componen la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), «no se halló nada en ninguna de ellas», explicaron a LA RAZÓN fuentes próximas a la investigación. Y es que, tal y como ya avanzó este periódico, el sábado no había ningún indicio de que el menor pudiera estar en la depuradora, dado que la camiseta no se encontró en la planta, sino en una rambla paralela, por la zona del Barranco de las Águilas, muy próxima a la EDAR.

Las mismas fuentes aseguraron que en ningún momento se procedió a vaciar las balsas «ni antes, ni durante, ni después de la inmersión de los buzos». También se rastrearon los perímetros de la depuradora.

De forma paralela, sobre las 11:29 llegó a la zona acotada el furgón del escuadrón de caballería de Valdemoro (Madrid), unos cuatro o cinco efectivos que estuvieron rastreando las montañas circundantes con el fin de encontrar alguna prueba, así como otras unidades, como el grupo de montaña, Protección Civil, entre otros. Durante toda la mañana también un helicóptero estuvo sobrevolando la zona donde se encontró la camiseta interior blanca, así como la zona de la costa. Sobre la chaqueta roja que se vio desde el helicóptero, oficialmente la Guardia Civil sigue diciendo que sólo se encontró una camiseta blanca, y es que pudo tratarse de un error y que fuera un bidón abandonado.

La familia de Gabriel Cruz confía en que la camiseta hallada sea del pequeño. «Esperemos que sea de él, porque así tendríamos algo por donde poder empezar la búsqueda», manifestó a este periódico Rocío Muñoz, portavoz de la familia y prima de Ángel, el padre del menor de ocho años. A pesar de que la madre de Gabriel, Patricia Ramírez, dijo en declaraciones a «Onda Cero» que la Policía les ha confirmado que la camiseta es de Gabriel, la portavoz precisó que «no lo sabemos todavía. Patricia cree que sí, creemos que es de él porque es blanca de manguita corta, pero no lo tenemos seguro». «La Policía no nos ha confirmado que sea suya», aseveró la portavoz, que explicó que en ese momento el padre estaba en casa. Y es que la camiseta –que, según apuntan algunas fuentes pero no de forma oficial, estaba medio seca, algo raro dado que no ha parado de llover esta semana en Níjar– se ha trasladado a un laboratorio de Criminalística con el fin de poder confirmar que sea la del menor. «La confirmación nos la dirán los análisis, como es lógico. Hay un reconocimiento de la camiseta por parte de un miembro de la familia –el padre de Gabriel– , nos quedamos con esa parte como certera, pero tenemos que hacerle un análisis para darla por buena y para que esto también nos lleve hacia una línea de la investigación», afirmó a los medios el teniente coronel de la Comandancia de Almería, José Hernández Mosquera. Y es que, de momento, «no se descarta ninguna hipótesis», aseveraron desde la Guardia Civil. Hoy, lunes, el dispositivo de búsqueda está previsto que continúe pero con muchos menos voluntarios, dado que es día laborable. Durante la jornada «se hará una búsqueda más selectiva».

Concentración para el próximo jueves

Por otro lado, los padres de Gabriel han anunciado hoy una concentración el próximo jueves para “ayudar y dar fuerza” a la búsqueda de su “pequeño”.

Así lo han trasladado en una rueda de prensa en la localidad nijareña de Las Negras, donde han señalado que su intención es convocar este acto a las doce del mediodía del jueves, “siempre y cuando las autoridades no tengan reparos en dar los permisos oportunos”.

El objetivo es que puedan asistir particulares y autoridades que “así lo deseen para unirse aún con más fuerza en la búsqueda de Gabriel”, ha señalado Patricia.

Ángel ha asegurado que este domingo ha sido un “día muy difícil” para ellos debido a que se buscaba al pequeño en las instalaciones de una depuradora de Las Negras, donde el progenitor y su actual pareja encontraron una camiseta interior que ahora es analizada por la Guardia Civil para determinar si es del desaparecido.

“Nos encantaría resolver cada una de vuestras preguntas, que son también las nuestras, pero el conocimiento que tenemos es limitado porque las líneas de investigación están abiertas y en manos de los cuerpos de seguridad del Estado”, ha dicho.

El padre de Gabriel ha agradecido el trabajo de los profesionales, así como el apoyo “incondicional” del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que ha puesto a su disposición todos los medios para que “nuestro niño llegue lo antes posible a casa con sus padres, que es con quien debe de estar”.

Ha recordado que aunque su pareja y él pensaron que la camiseta es de Gabriel, este extremo “aún no ha sido confirmado por la Guardia Civil”, afirmando que el que la búsqueda en el entorno de la depuradora haya concluido hoy sin resultados “nos ha dado muchas fuerzas porque nos aporta la esperanza de que, como siempre hemos pensado, aún lo tienen vivo”.

Patricia ha añadido que en esta zona han trabajado de forma “intensa” buzos y profesionales con “grandes medios” que les han transmitido que “gracias a Dios no se encontraba allí nuestro pequeño”.

“Esto nos ha dado más esperanza de poder reencontrarnos con él próximamente y sobre todo nos ha quitado la angustia del día de hoy, de pensar que estuviera o pudiese estar allí ahogado. Hoy escuchamos con más fuerzas que todos somos Gabriel, y así lo sentimos”, ha agregado.

Patricia ha hecho un nuevo llamamiento para que “quienes se lo han llevado” puedan “dejarlo libre en algún sitio, parque, carretera, alguna zona, donde sea”, para que puedan reencontrarse con él, “garantizándoles que no tomaremos represalia alguna”




Fuente:La razón

Comentar

Click here to post a comment