El presidente de Exceltur y CEO de Meliá Hoteles, Gabriel Escarrer, considera que España está perdiendo competitividad «a marchas forzadas» frente a otros destinos turísticos que han hecho una gestión «más eficaz», al tiempo que avanza que el sector no volverá a los niveles de 2019 hasta 2023.

Esta idea la ha plasmado en  la segunda y última sesión del foro EURAGORA, organizado por las agencias de noticias española Efe y portuguesa Lusa y centrado en el impacto de la covid-19 en el turismo europeo. Moderado en su segunda fase por los directores de Información de ambas agencias, José Manuel Sanz (Efe) y Luísa Meireles (Lusa), respectivamente, el foro está enmarcado  en el programa Stars4Media, cofinanciado por la Comisión Europea.

El seminario virtual, cuya primera sesión se emitió este miércoles, se grabó el pasado lunes 13 de julio. Junto a Escarrer, en le sesión emitida hoy participaron  la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira; los alcaldes de Madrid y Lisboa, José Luis Martínez y Fernando Medina, respectivamente, así como la presidenta de Baleares, Francina Armengol, el presidente de Turismo do Algarve, João Fernandes; la directora de la secretaria conjunta del Programa Interreg España-Portugal (POCTEP), Elena de Miguel, y la administradora delegada en Portugal de la Reserva de la biosfera transfronteriza Gerês-Xur

Debate por videoconferencia del foro EURAGORA, organizado por las agencias de noticias española Efe y portuguesa Lusa, Efetur

La crisis de la covid-19 ha afectado «de manera dramática» y global al sector, porque se ha extendido a todos los destinos y a todos los mercados emisores, ha dicho.El presidente de Exceltur -formada por 31 de las más relevantes empresas de toda la cadena de valor turística- cree que esta temporada la ocupación de los destinos vacacionales estará en torno al 30 % y considera que la reconversión que significará esta crisis hará que queden fuera destinos y productos «obsoletos».Ha pedido al Gobierno un mayor compromiso con un sector «hiperestratégico» porque, pese a que España es la primera potencia turística del mundo por competitividad, tras la pandemia otros destinos «están tomando ventaja con una gestión más eficaz», por lo que «estamos perdiendo competitividad a marchas forzadas».

UN TRIMESTRE HORROROSO

Tras un segundo trimestre «horroroso», con ingresos cero, las previsiones para el resto del año apuntan que el sector se reanimará «muy poco a poco», con predominio del viaje doméstico y que la temporada será muy corta, ha dicho Escarrer, para quien la ocupación de los destinos de vacaciones apenas estará en torno al 30 %, con una parte importante de la oferta cerrada.

Los datos de Exceltur cifran las pérdidas a final de año en 83.000 millones de euros y sitúan la recuperación plena, a los niveles de 2019, no antes de tres años, en 2023.

Por ello esta asociación entiende que el Gobierno debe actuar en dos planos: una primera fase, de «salvamento o supervivencia» y una segunda, de «reconstrucción o renacimiento».

 

35.000 MILLONES DE FONDOS UE

En esta primera fase, explica Escarrer, las empresas están centradas en los planes de contingencia para mantener el empleo y la continuidad de los negocios, por lo que pide al Gobierno planes «urgentes» para rescatar a las empresas esenciales y ayudar al tejido productivo.

Para ello, se debería destinar al sector el 25 % de los fondos del Plan de Reconstrucción que se está debatiendo en el seno de la UE, tal como reclama también el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton.

Eso significa que de los 140.000 millones de euros que podrían nutrir el Fondo Europeo de Reconstrucción se destinarían al turismo 35.000 millones y de ellos un 50 % deberían darse en transferencias directas, no para financiar más las pérdidas, según la tesis que defiende Exceltur.

UN MODELO MÁS RENTABLE, MÁS DIGITAL Y MÁS SOSTENIBLE

Para la segunda fase, la de reconstrucción, esta crisis es una oportunidad «única» para transformar el modelo turístico hacia uno «mucho más rentable, más digital y más sostenible».

El presidente de Exceltur piensa que el contexto post-covid traerá consigo una profunda transformación de la industria, por la reconversión o el abandono de ciertos productos y destinos «obsoletos, que no han aprovechado el boom de los últimos años para hacer la inversión que tocaba».

UN PROCESO NOTABLE DE CONCENTRACIÓN

Ha defendido también Escarrer la importancia de la digitalización, un tarea que deben abordar todos los operadores y agentes de viajes tradicionales, y augura un proceso «notable» de concentración entre agentes del sector.

La crisis es una ocasión para repensar el modelo turístico del futuro, «basado en mayor calidad versus cantidad, con una apuesta por la digitalización y poniendo el foco en la sostenibilidad».

Para abordar esta transformación es clave la colaboración público privada, con el apoyo de Europa y de los gobiernos nacionales. En este sentido, Escarrer ha invitado al Gobierno central a copiar el ejemplo del Ayuntamiento de Madrid, que ha creado una comisión con líderes empresariales que asesora al alcalde, José Luis Martínez Almeida, en la reactivación de la ciudad tras la pandemia.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Efetur

Exceltur calcula que el año se cerrará con una caída de la facturación del sector del 54 %, equivalente a 83.134 millones de euros.

Por ello, el turismo explicaría el 57 % de la caída del PIB en 2020 (-11,6 %) estimado por el Banco de España en su último escenario, y elevaría la caída de los ingresos por turismo en divisas a 43.975 millones de euros.

Según sus cifras, desde el 15 de marzo al 30 de junio la actividad turística habría perdido 43.460 millones de euros respecto a 2019 y para el tercer trimestre adelanta que la caída alcanzará los 28.000 millones de euros y en el cuarto sumará otros 12.000 millones.

LOS PRIMEROS TENDRÁN VENTAJA

El turismo no puede quedarse fuera de la transición hacia una economía ecológica y digital, que «no es una elección o una opción, es una obligación», afirmó la comisaria europea. «Todos tendremos que unirnos en este reto» y «los primeros tendrán ventaja», apuntó Ferreira, tras mostrar su convencimiento de que puede tener «un exitoso futuro verde».

«Apoyamos la diversificación, la construcción de una cartera más amplia, en especial en zonas rurales, apoyamos la transición ecológica y digital y el turismo tiene oportunidad de liderar ese camino», afirmó.

Ferreira instó a los gobiernos nacionales -responsables del uso de los fondos europeos- a que «no se demoren» en la búsqueda de nuevos proyectos para reactivar un sector, que tiene un «papel crucial» en las economías de España y Portugal, pero también para Europa..

MADRID Y LISBOA, TRAS EL «HITO» DE RECUPERAR EL TURISMO

«Los retos a los que se enfrenta el sector turístico son los mismos retos a los que nos enfrentamos las grandes ciudades, que son la digitalización y la sostenibilidad», dijo el alcalde de Madrid, quien confía en recuperar el turismo internacional en 2021 con las medidas de seguridad necesarias para que los visitantes «tengan conciencia de que no corren riesgo» en la capital pese a haber sido «una de las ciudades más castigadas por el coronavirus».

José Luis Martínez-Almeida comentó que el «primer hito» es recuperar el turismo nacional en Madrid, para lo cual ve necesario trabajar en la idea de que es «una ciudad segura» desde el punto de vista «objetivo y subjetivo».

«Somos conscientes de que va a ser una recuperación lenta, compleja, difícil»,  reconoció Almeida, quien está involucrado en los » trámites de crear un único organismo» que «aglutine todas las políticas turísticas», con la participación del Gobierno regional, el Ayuntamiento de la capital y el sector privado.

También Lisboa atraviesa un momento «difícil» por la pandemia, reconoció su alcalde, Fernando Medina, ya que ha mermado un turismo que considera «esencial» tanto desde el punto de vista económico como cultural.

Ahora bien, en la capital portuguesa hay una «visión» para aprovechar este momento para resolver los problemas de antes de la pandemia, como los atascos de tráfico, la contaminación o el acceso a la vivienda con programas que ayuden a aprovechar los ahora vacíos apartamentos turísticos.

 

BALEARES Y ALGARVE: EL RETO DE SER DESTINOS SEGUROS

La presidenta de las islas Baleares, Francina Armengol, afirmó que en su región tuvieron muy claro desde el principio que son «un referente turístico» y que, para seguir siéndolo, lo primero que había que hacer era «controlar muy bien la pandemia del coronavirus”, lo que les permitió

abrirse al turismo internacional en junio, antes que el resto de España

Por su parte, el presidente de Turismo do Algarve, João Fernandes, no ocultó su preocupación por la reducción del mercado británico, que supone «un tercio» de su demanda externa, recordó, debido a la decisión del Reino Unido de aplicar cuarentena a los viajeros procedentes de Portugal. Aún así, insistió en que garantizan «seguridad».

DESTINOS RURALES

Parte de los fondos europeos de los que hablaba la comisaria Ferreira pasan por el Programa Interreg España-Portugal (POCTEP), que promueve el desarrollo de las zonas fronterizas entre ambos países. La directora de su secretaria conjunta, Elena de Miguel, destacó que entre los proyectos que se financian están los relacionados con el «desarrollo de estrategias que sean respetuosas» con el patrimonio artístico y cultural o el medioambiente.

Entre ellos se encuentra la Reserva de la biosfera transfronteriza Gerês-Xurés, cuya administradora delegada en Portugal, Sónia Almeida, explicó que «el 90 % de las infraestructuras turísticas tienen en este momento el sello ‘Clean&Safe’, lo que garantiza al turista y también a la población que hay mucho cuidado en la recepción de visitantes».

Almeida, que asume que la reserva será un destino «todavía más buscado por considerarse un lugar seguro para pasar las vacaciones», destacó además que también hay que proteger a las poblaciones que viven en ese territorio, entre las que ha aumentado el «miedo de la cantidad de gente que puede ir» y eventuales contagios.

EFECTOS DEVASTADORES PARA EUROPA DE LA PANDEMIA

La pandemia tiene efectos «devastadores» para la unidad de Europa, según el exministro portugués José Vera Jardim, ya que los países tratan de «proteger sus propios intereses» con mensajes como «soy un país seguro, más seguro que tú». «No es bueno que esto suceda, pero es natural», concluyó.

Europa es el continente más visitado del mundo y la región en la que se encuentran líderes del turismo internacional como Francia, España, Italia, Grecia o Portugal así como mercados emisores de primera fila como Alemania y Reino Unido.

El sector turístico representa el 10% del PIB comunitario y da trabajo a unos 27 millones de personas en la UE, el 12% de su mercado laboral.

Según los datos de la OMT, en España el turismo aporta un 12% del PIB y en 2019 recibió a casi 84 millones de turistas internacionales. En 2018, fue el segundo destino mundial en llegadas e ingresos por turismo.

El sector turístico es la mayor actividad económica de exportación en Portugal, ya que, en 2019, fue responsable del 52,3% de las exportaciones de servicios y del 19,7% de las exportaciones totales. Su contribución al PIB es 8,7%.

Con vocación europea, transnacional y multilingüe, el foro EURAGORA se emitió en dos sesiones, ayer y hoy, a través de una plataforma en línea conjunta y las redes sociales de ambas agencias, y es el resultado de una asociación pionera entre Efe y Lusa, creada en el contexto del programa piloto europeo Stars4Media.

Stars4Media, cofinanciado por la Comisión Europea, tiene el objetivo de apoyar la innovación en el sector de los medios de comunicación, a través de la formación de sus profesionales y la cooperación transfronteriza dentro de la Unión Europea.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: