Cultura

Francia llora a su gran dama del cine | Cultura


La muerte de la actriz francesa Jeanne Moreau este lunes a los 89 años en su casa en París ha sacudido los mundos de la cultura y de la política de Francia, que coincidieron en destacar la huella que deja una mujer unánimemente descrita como “inmensa”.

Moreau fue hallada sin vida a primera hora de la mañana en la casa en la que vivió en las últimas décadas, en la calle Faubourg-Honoré, en el céntrico distrito ocho de París. La noticia viajó rápido al Elíseo, situado en la misma calle y desde donde el presidente francés, Emmanuel Macron, emitió un sentido homenaje a una artista que “encarnó el cine en su complejidad, su memoria y su exigencia”.

“Supo escaparse de las categorías donde se la quiso encasillar demasiado rápido —la seductora frívola, la mujer fatal— para abrazar otros géneros y otros registros”, señaló la presidencia francesa en un comunicado, en el que destacó además la “libertad constantemente reivindicada” de Moreau “al servicio de las causas en las que creía, como mujer ardiente de izquierdas, siempre rebelde ante el orden establecido y ante la rutina”.

La vida de Jeanne Moreau “se ha apagado, pero la voz, el genio, la visión de esta artista persisten”, dijo la ministra de Cultura, Françoise Nyssen, sobre la “inmensa” intérprete y cantante,  cuyo deceso ha sido lamentado por todo el espectro político francés.

Otro antiguo ministro de Cultura, el socialista Jack Lang, la definió como una “actriz que se comía el escenario” con “su belleza, su sensualidad y, al mismo tiempo, con su autoridad moral y su carácter”. Una mujer “de cultura impresionante”, agregó sobre Moreau, una lectora voraz “como todos los autodidactas”, según confesó la propia actriz a Le Monde en 2012.

El reconocimiento a su vida y obra se multiplicó entre políticos de izquierda como el excandidato presidencial socialista Benoît Hamon, como del arco de la derecha, desde el secretario general adjunto de Los Republicanos, Eric Ciotti, a la líder de ultraderecha Marine Le Pen, que celebró cómo la actriz “hizo brillar el cine francés en todo el mundo”. “Esta tristeza no acabará nunca, pero la alegría de recordarla siempre estará con nosotros”, afirmó el organismo encargado de la promoción del cine francés en el extranjero, Unifrance.

Los reconocimientos de los directores y artistas que trabajaron con ella en algún momento de su larga carrera, con más de 130 películas, no tardaron en sucederse. Moreau era “una mujer extraordinariamente brillante e intransigente”, dijo a la cadena BFM TV la directora y amiga de la actriz Josée Dayan. Para el realizador Claude Lelouch, Moreau fue “una gran dama que marcó su tiempo, impresionó a todos los que la conocieron” y que “supo seducir a los directores más grandes de su tiempo”.

En un mensaje enviado a la agencia France Presse, Brigitte Bardot destacó la “personalidad fuera de lo común” de la actriz con la que compartió pantalla en “Viva Maria!” (Louis Malle, 1965). “Siento mucha tristeza, Jeanne era ante todo una mujer bella, inteligente, seductora, con una voz y una personalidad fuera de lo común que hicieron de ella una actriz polifacética”, sostuvo Bardot, para quien a Moreau “se la ha llevado demasiado pronto el torbellino de la vida”.

Gilles Jacob, el presidente de honor del Festival de Cannes que Moreau presidió en dos ocasiones —la única actriz que lo ha hecho hasta la fecha—, manifestó su “absoluta tristeza” por la muerte de “una de esas actrices para las que, independientemente de su gloria, la clase y la elegancia moral son un arte de vida”.

“No hay otra actriz que pueda igualar la profundidad y el alcance de su arte”, agregó Jacob en un sentido homenaje a Moreau para la edición francesa del Huffington Post, en la que evocó lo que François Truffaut solía decir de la actriz: “Ella tiene todas las cualidades que se esperan de una mujer, más las que se esperan de un hombre, sin los inconvenientes de ambos”.

Por último, la cantante y actriz Line Renaud se declaró “muy apenada” por la desaparición de una “actriz inmensa de talento mundialmente reconocido”. “Hemos perdido a uno de los últimos monstruos sagrados”, lamentó, aunque “sus películas permanecerán en la memoria”.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment