Tecnología

¿Fotos perfectas en el móvil? Esta tecnología las mejora cuando ya las has hecho | Tecnología


La reciente llegada del Pixel 2 XL de Google no ha hecho sino avivar más, si cabe, la pugna en el mundo de la fotografía entre los móviles. Ya se sabe que el grueso de las fotos que se toman en el globo se hacen desde un smartphone y el terminal de los de Mountain View fue presentado con el máximo galardón en el famoso ranking DxOMark. Samsung pegó antes con el Note 8 y su fabulosa cámara, pero Apple no se quedó atrás con su excepcional iPhone 8 Plus, logrando que, a día de hoy, nadie se ponga de acuerdo en coronar al rey de la fotografía móvil. Pero claro, hablamos de móviles que alcanzan o superan holgadamente los mil euros ¿y qué hay del resto?

Esta pregunta se la plantearon un par de estudiantes de la universidad de Zúrich que preparaban su doctorado: ¿podría mejorarse la calidad de una imagen una vez tomada? No estamos hablando de los clásicos ajustes que ya equipan de forma automática los principales fabricantes, sino de verdaderas correcciones sobre la instantánea de forma que la hicieran parecer de una categoría muy superior. Nikolay Kobyshev y Andrii Ahnotov se dispusieron a investigar sobre el asunto y con un objetivo: lograr que las fotografías tomadas con los móviles no sufrieran tanto las restricciones de coste y tamaño, y alcanzar un resultado similar al obtenido con una réflex.

Este equipo de investigadores lo ha logrado y con nota, además, gracias a un sistema basado en inteligencia artificial que corrige los defectos de luz, nitidez y forma de las fotos tomadas con los móviles con un resultado sorprendente. “Creo que lo que hace único a nuestro planteamiento es que se logra mejorar las fotos de forma simultánea en muchos aspectos”, explica a EL PAÍS Luc Van Gool, profesor del Computer Vision Lab de la mencionada universidad y tutor del proyecto.

“La técnica empleada se basa en la inteligencia artificial o aprendizaje profundo (“deep learning”)”, sostiene. “La red neuronal compara las imágenes tomadas con diferentes tipos de cámaras y aprende cómo, de forma automática, lograr que una foto se parezca a la misma tomada con otra cámara”. En este proceso, lógicamente, la imagen mejora notablemente y han dispuesto una serie de ejemplos para ello, aunque lo mejor es probar la demo on-line con fotografías propias.

Este experto explica que el objetivo final es lograr una calidad de imagen semejante a la que obtendríamos por una cámara réflex, aunque limitado, eso sí, a lo que dé la óptica del móvil; es decir, el sistema corrige, pero no puede sustituir carencias de luz o nitidez. El prototipo ofrece ya de por sí resultados espectaculares, pero lo mejor es que esto es solo el comienzo. Según explican, pronto podríamos verlo operando directamente en un móvil determinado: “Nos ha contactado uno de los principales fabricantes de móviles y están considerando comenzar un trabajo de desarrollo con nuestro equipo”, aclara Van Gool.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment