El arquitecto británico Norman Foster, ganador del concurso de ampliación y reforma del Museo de Bellas Artes de Bilbao, ha rehecho su propuesta inicial de forma que ha conseguido ganar 3.000 metros cuadrados más de los previstos en su primer proyecto, al diseñar una segunda galería en la bóveda donde antes sólo estaba prevista una, lo que haría innecesario trasladar servicios del Museo a un edificio externo.

La nueva redacción del proyecto de ampliación del Museo de arte clásico y contemporáneo bilbaíno, denominado «Agravitas» y adjudicado a Foster en colaboración con el arquitecto alavés Luis María Uriarte, incluye una segunda planta de 2.000 metros cuadrados en la bóveda diseñada por encima del actual tejado del edificio clásico del Museo cuando antes sólo estaba proyectada una para acoger la sala principal de exposiciones.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: