Una de cal y una arena. Ford España ensamblará baterías para los nuevos Kuga enchufables e híbridos en su factoría de Almussafes (Valencia), ha anunciado este miércoles la multinacional del automóvil a falta de concretar la inversión prevista. Pero, a partir de septiembre, reducirá su producción diaria de vehículos entre 100 y 150 unidades para ajustarla a la demanda, ha comunicado la compañía a los sindicatos.

La fábrica valenciana ensambla 1.840 vehículos diarios de los modelos Kuga, Transit, Mondeo, Galaxy y S-Max, y en septiembre está previsto que comience a producir la nueva generación del Kuga, por lo que el comité de empresa espera que el nuevo modelo absorba el descenso de la carga de trabajo anunciada hoy.

Carlos Faubel, presidente del comité de empresa, ha señalado que a partir de la semana que viene la dirección y los sindicatos abrirán formalmente la negociación para evitar despidos en una factoría en la que trabajan 8.000 empleados.

Según el propio Faubel, la bajada de producción propuesta por Ford podría suponer una pérdida de la producción total de la planta valenciana de entre 13.000 y 14.000 coches en lo que resta de año, dependiendo del calendario laboral.

El recorte de producción se ha conocido horas después de que la compañía haya anunciado que Almussafes montará también las baterías para la nueva generación del modelo Kuga con el objetivo de optimizar las inversiones y la eficiencia de fabricación. Valencia es la única planta europea que producirá todas las versiones del nuevo modelo, que saldrá a la venta a finales de año.

Los planes son que el montaje de baterías comience en septiembre de 2020 y que este equipamiento se instale en los nuevos Ford Kuga Plug-In Hybrid y Kuga Hybrid. Según el director de Fabricación de Ford España, Dionisio Campos, esta es «una nueva e importante oportunidad para nuestra planta de Almussafes».

El nuevo Kuga es el primer vehículo Ford en incorporar tecnología mild hybrid, híbrida completa e híbrida enchufable dado que la multinacional se ha comprometido a ofrecer a sus clientes en Europa una opción electrificada en cada modelo de la gama Ford.

Serán las primeras instalaciones de montaje de baterías de un fabricante de automóviles en España, y supone prolongar la trayectoria de Ford como líder en la producción de vehículos eléctricos en el país, según la compañía.

Ford fue la primera marca en fabricar un vehículo híbrido en España, el Mondeo Hybrid, y es también el primero en fabricar un híbrido enchufable, el nuevo Kuga Plug-In Hybrid.

El presidente de la Generalitat en funciones, Ximo Puig, ha agradecido a la multinacional «su voluntad de permanencia» y ha destacado que la factoría de Almussafes es «una de las mejores de la multinacional en el mundo» y eso garantiza, a su juicio, que en el futuro, gracias al trabajo y al acuerdo social, «se puedan mantener muchos puestos de trabajo».




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: