La fiscal ha dicho en su informe en el juicio que la adjudicación a Gürtel de un contrato para la visita de papa a Valencia en 2006 estaba «plagada de burdas ilegalidades» y fue fruto de un encargo del entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, al número 3 de la trama, Álvaro Pérez, el Bigotes.

La Audiencia Nacional ha reanudado este miércoles el juicio a los veinte acusados de esta pieza del caso de corrupción relacionado con el PP, seguida por la adjudicación de un contrato de más de siete millones de euros al entramado liderado por Francisco Correa para un montaje de pantallas y sonido con motivo de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: