Empresas mexicanas de hidrocarburos defendieron este miércoles los más de 100 contratos obtenidos tras la reforma energética y pidieron al Gobierno de México claridad sobre el futuro, y la producción esperada, de los mismos.

La Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI) precisó que de los 111 contratos, solo 29 son de producción, y en total registran inversiones por 11.298 millones de dólares y una inversión aprobada en planes de desarrollo y de exploración por 36.824 millones de dólares.

«Nosotros creemos que los resultados se están dando. Hablamos de una industria en la que los resultados se tiene que ver en el tiempo, no es de varita mágica con la que tocas un pozo y empieza a producir», dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, durante conferencia «Avances en las inversiones de la industria privada en exploración y producción».

Salazar ofreció la conferencia junto con el presidente de la AMEXHI, Alberto de la Fuente, quien consideró que el avance que han registrado «es significativo» tomando el cuenta el poco tiempo que ha pasado ya que a veces se piensa que tres o cuatro años es mucho tiempo «pero en nuestra industria ese tiempo es poco».

De la Fuente dijo que a finales de 2019 estarán cerca de la producción de 50.000 barriles diarios, tal y como se comprometieron a inicios de año.

Recordó que la inversión privada aprobada es por 37.000 millones de dólares «y en la medida en que tengamos más proyectos de exploración, tendremos más proyectos que entren a desarrollo».

Hace dos días, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, repitió a los empresarios del petróleo que durante su gobierno no habrá nuevos contratos «hasta que no produzcan las empresas que recibieron contratos, hasta que no extraigan petróleo.

López Obrador dijo que han pasado años desde que se aprobó la reforma energética (2013) -que abrió el sector a la iniciativa privada tras casi ocho décadas de monopolio estatal- «y sólo una empresa italiana está empezando a producir petróleo, de los 110 contratos que se otorgaron».

De la Fuente destacó que en el caso de las inversiones privadas, «los que llevan el riesgo son los empresarios y es dinero que el Estado no invierte».

«Se está cumpliendo y se está invirtiendo», expuso Salazar y pidió al Gobierno mexicano establecer los objetivos, en inversión y producción y en qué tiempo, para que las empresas los conozcan y sepan si están cumpliendo con las exigencias de los contratos.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: