Tecnología

Firefox quiere reinventar los navegadores con Quantum | Tecnología


En la guerra de los navegadores no hay momento ni para un simple respiro y los contendientes no pueden bajar la guardia. Este segmento está dominado con mano de hierro por Chrome (el producto de Google se lleva un apabullante 54,57% de la cuota de mercado), seguido a muchos cuerpos de distancia por Safari con un 14% del share y cerquita, el irreductible Firefox con un honroso 6% del mercado, según las cifras de Statcounter. Mencionamos lo de honroso puesto que el producto de Mozilla se enfrenta, ni más ni menos, a Google, Apple y Microsoft por la hegemonía del mercado de los browsers. Ser el tercero obliga a Firefox a echar el resto y el producto podría haber dado la campanada con su mayor actualización de la historia, la lanzada hoy: Quantum.

A Mozilla no le ha quedado otra que consolidarse como tercera vía, y es que realmente lo es: los principales navegadores se encuentran bajo el control de grandes corporaciones con sus respectivas cuentas de resultados y expectativas de rentabilidad, mientras que Mozilla, una organización sin ánimo de lucro, puede jactarse de ser la única de presentarse en el mercado por libre y con el único objetivo de defender las necesidades del internauta. Este alegato a la independencia resulta fundamental en un mundo cada vez más controlado por las grandes corporaciones, que han hecho de la privacidad del usuario su nuevo dorado.

Pero Quantum (o Firefox 57, como también se le conoce) se presenta en el mercado cargado de novedades que afectan directamente a la experiencia de uso:

  • Velocidad: Quantum es endemoniadamente rápido y tras el clic llega el resultado de la carga en un abrir y cerrar de ojos ¿más rápido que sus rivales? Mozilla sostiene que Quantum es “dos veces más rápido” que Chrome, y lo demuestra en una comparativa de carga de varios sitios de referencia.

  • Interfaz: Al instalar Quantum en el ordenador, uno tiene la sensación de haber abierto Chrome por accidente, o mejor dicho, una versión refinada y mejorada del navegador de Google y es que este nuevo Firefox hace un borrón y cuenta nueva en lo que toca al diseño. Ahora es más minimalista y limpio y dando especial protagonismo al contenido.

  • Rendimiento: Sin dejar de mirar a Chrome, Mozilla aprieta las tuercas en otro de los caballos de batalla a los que se enfrenta el navegador de Google, y es que siempre está en el disparadero debido a un excesivo consumo de recursos. Se trata de una cuestión de especial relevancia en los portátiles, ya que este consumo tiene un especial impacto en la duración de la batería; pues bien, Quantum se presenta como un 30% “más ligero” que Chrome en este terreno, un dato que tendrá que corroborarlo el mercado en el día a día. Por otro lado, Mozilla sostiene que este navegador puede mantener abiertas cientos de pestañas sin despeinarse, siendo el salto entre ellas muy rápido e intuitivo.

  • Utilidades: Todo lo anterior resulta sin duda de vital importancia para el usuario ávido de prestaciones, pero los grandes cambios llegan también en forma de pequeñas mejoras. Una de ellas es sin duda la captura de pantalla integrada en el navegador: en un toque uno puede hacer una captura de la pantalla o una porción de la misma y la interfaz invita luego a gestionar intuitivamente ese contenido. Asimismo, si se usa la versión móvil del navegador, se puede enviar contenido al sobremesa mediante un solo toque.

El sabor de boca que le queda a uno tras varias horas frente a Quantum es exquisito, pero ¿es motivo suficiente para cambiar por completo de navegador? Los fabricantes juegan con la baza de la integración de plataformas y hardware, y esto es siempre un argumento a su favor. Mozilla está haciendo sus deberes de manera sobresaliente y merece la pena comprobar de primera mano los resultados de su esfuerzo.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment