Ese momento que no queríamos que llegara, ha llegado. Este fin de semana no habrá fútbol femenino en la máxima categoría, después de que la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) anunciara que la convocatoria de huelga indefinida de las futbolistas de la Primera Iberdrola se mantiene al no alcanzarse un acuerdo entre las diferentes partes tras la negativa de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) a la propuesta de la Dirección General de Trabajo.

Por lo tanto, ni el Atlético de Madrid se medirá al Valencia, ni el Barcelona se desplazará hasta San Sebastián para enfrentarse a la Real Sociedad. Tampoco se celebrará el derbi sevillano entre el Betis y el Sevilla, ni el madrileño entre el Madrid CFF y el Rayo Vallecano. El Deportivo no recibirá al EDF Logroño, ni el Granadilla visitará al Espanyol. Además, el Athletic no disputará el encuentro frente al Tacón y el Levante-Sporting de Huelva tendrá que esperar.

De esta forma se dio por concluida la mediación del primer convenio colectivo del fútbol femenino en el que las deportistas piden, entre otras cosas, un salario mínimo. «La Dirección General de Trabajo, tras recibir los documentos de las partes (patronal y sindicatos), da por finalizada la mediación realizada entre los agentes que negocian el primer Convenio Colectivo para las futbolistas de Primera División», informa en un comunicado oficial la AFE.

Negativa de la ACFF

Parecía que en las últimas semanas las negociaciones habían llegado a un punto de encuentro. Sin embargo, este martes, la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino desestimó la propuesta de mediación, una vez que la patronal remitió su desacuerdo y pese a que las futbolistas sí se mostraron abiertas a aceptar las condiciones ofrecidas por la Dirección General de Trabajo.

La patronal puntualizó en su negativa que el «convenio colectivo debe establecer unos mínimos que mejoren, de forma sostenible, las condiciones actuales de las jugadoras que perciban salarios más bajos, sentando unas bases iniciales sobre las que seguir creciendo», a lo que la ACFF suscribió que la mencionada propuesta obviaba «la necesidad de conseguir mayores ingresos» e incrementaba «en un 33 por ciento los mínimos sobre los que se estaba negociando».

Así, tras no llegar a un acuerdo entre las partes, la huelga sigue adelante. «La convocatoria indefinida de huelga de partidos se mantiene y comenzará este fin de semana del 16 y 17 de noviembre, decisión que mayoritariamente tomaron las futbolistas durante la reunión informativa convocada por AFE el pasado 22 de octubre», añade la Asociación de Futbolistas en su escrito.

La AFE dispuesta a negociar

Además, la AFE se muestra dispuesta a «acudir a todas aquellas mesas de negociación y de mediación con ánimo de resolver el conflicto«. Asimismo, en su comunicado acusa a la ACFF de mantener una «actitud inmovilista, sin ofrecer alternativas o posibles soluciones» para desbloquearlo, teniendo en cuenta que las futbolistas afectadas sí han cedido en diferentes cuestiones.

Por último, en su comunicado, la AFE asegura que «actualmente, ellas son las únicas trabajadoras de su empresa que no disponen de un convenio colectivo que las proteja como a sus compañeros, una situación que en pleno siglo XXI no es entendible, más con una Ley de Igualdad del año 2007 que trata de poner coto a espacios de desigualdad que todavía, desgraciadamente, se dan en nuestro país».

practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: