El arte digital ha invadido las pantallas de las calles de Madrid. Formas que recuerdan a cuerpos humanos, a espacios naturales, tridimensionales o urbanos, confeccionadas con píxeles, desplazarán a la publicidad cada minuto durante diez segundos en 25 paradas de autobús de Madrid. Son obras de arte “que sin utilizar lo digital no podrían existir”, explica uno de los comisarios de la muestra, el arquitecto Diego Iglesias. Él, Aida Salán y Cristóbal Baños, los tres comisarios de las acciones urbanas Finding Art, han pedido a 20 artistas procedentes del mundo del diseño, de la arquitectura, la fotografia y la ilustración que creen su pieza con técnicas digitales. Las obras que los transeúntes podrán ver esta semana en las marquesinas mientras esperan al bus son escaneos 3D que se han convertido en una figura virtual, mundos tecnológicos que replican leyes de la naturaleza y acuarelas que se cobran vida digitalmente.

En el vídeo, Filip Custic ha creado un filtro para Instagram con su rostros en tres espejos, que también ha adaptado para una de las piezas de diez segundos para las marquesinas. [Puede ver más vídeos al final de la noticia y el mapa de las paradas pinchando aquí: https://foundinmadrid.com/Mapa-de-Acciones]

Parada de autobús de la calle Fuencarral con la obra de Gabriel G. Regües Inma Flores

El objetivo de Salán, Baños e Iglesias es reservar un espacio exclusivo para el arte digital. “Toda la oferta es arte plástico. En Instagram pasan muchas cosas, pero nunca se visibilizan o tienen que convertirse en algo físico y material para exponerse. Hay muy pocas galerías que tengan artistas solo en soporte digital”, continúa Iglesias. Llegaron a esta conclusión después de crear una plataforma del mismo nombre, Finding Art, una aplicación para usuarios interesados en una oferta cultural underground en Madrid. El nombre de la plataforma y del festival tiene dos caras: Finding Art, institucional, y su abreviación, Fart (pedo en inglés), en homenaje a la obra Mierda de artista de Piero Manzoni, que consistía en una lata que contenía, según el artista italiano, heces de artista.

La propuesta de Fart también alberga una residencia de cinco artistas (Lola Zoido, Filip Custic, Pau Jiménez, Raquel Villa y Solimán López), que han creado cuatro filtros de Instagram bajo una condición de los comisarios: que tengan una reflexión detrás. Los filtros se popularizaron a mediados de 2019 debido al lanzamiento del programa para crearlos, Spark AR. “Muchísimos artistas que lo han asumido con un medio más dentro de su práctica. Esto es algo que nosotros tuvimos muy en cuenta”, cuenta Baños. También han querido poner el ancla en la capital: no todos los artistas viven en Madrid, pero están conectados a la ciudad. «Hay algunos que son de Madrid, otros que han estudiado aquí, otros que viven en Madrid o han vivido, otros que tienen galerías. Todos tienen a la ciudad muy presente», explica Iglesias. Con su proyecto pretenden, en resumen, hacer un mapeo de la situación del arte digital en Madrid.

Cualquier usuario podrá utilizarlos entrando en los perfiles de los artistas en esta red social. Todos menos el de Zoido, que solo se puede utilizar pinchando en un enlace que tiene la artista. No ha pasado las normas de la aplicación por utilizar imágenes realistas. Se trata de una reflexión sobre los propios filtros: está creado con partes de rostros irreales, creados digitalmente, “y quiere hablar precisamente de que los filtros permiten crear otra cara”, cuenta Zoido, para quien los filtros se asentarán como una disciplina artística más.

Pieza de Yosi Negrín para Finding Art
Pieza de Yosi Negrín para Finding Art

Entre los vídeos digitales de las paradas, los comisarios destacan Where is 2020? (¿Dónde está 2020?), del arquitecto Yosi Negrín. Se trata de una imagen aérea de la ciudad Shangai en la que Negrín ha “escondido”, en homenaje a los dibujos de ¿Dónde está Wally?, objetos tecnológicos que en algún momento (en películas, en foros o en vídeos de Youtube), alguien ha dicho que existirían este año. Unos sí que existen y otros no: drones que transportan personas, alienígenas o electrodomésticos inteligentes aparecen entre la gente en su vídeo.

La elección de colocar los vídeos en pantallas urbanas (en colaboración con el festival Urvanity) no es aleatoria: los comisarios de Finding Art (que también incluye una mesa redonda este domingo a las 12.30 en el COAM y una fiesta-exposición el sábado a las 19.30 en La Pilarica) quieren aprovechar la ubicuidad de las pantallas en la vida contemporánea para llamar la atención sobre un arte alternativo. “Lo primero que hacemos nada más levantarnos es mirar un móvil, y también lo último antes de dormir. Las pantallas no pueden ser solo un bombardeo de publicidad”, asegura Iglesias. Pretenden, explica Baños, que los madrileños descubran un mundo digital nuevo, un arte nuevo. “Para nosotros son como 25 ventanas a otra realidad”, concluye.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: