Según el manifiesto de su primera edición, que arranca hoy en Ifema, Madrid Salvaje es un festival que busca «derribar lo políticamente correcto». «Somos lo indomable, lo salvaje. La oveja que abandona el rebaño. Y hemos llegado aquí sin convencionalismos», señala el evento, que presenta un cartel de artistas como Natos & Waor, C. Tangana, Beret, Maikel Delacalle, Lola Índigo y Delaossa. Rap, trap, reggae, mestizaje y dub que atraen a más de 20.000 personas entre hoy y mañana.

Un género, el urbano, que ha hecho historia en España, según un estudio reciente de Spotify, que aseguraba que es «el fenómeno de la década» tras crecer un 44 por ciento en los últimos dos años. Uno de los datos más interesantes presentados apunta a que el consumo de música española en el extranjero ha aumentado un 80 por ciento desde 2017, dato atribuible al surgimiento de este género que en España es el hegemómico, especialmente en el público de 18 a 29 años.

Los textos son, como siempre en la música popular, la realidad de los artistas y su generación o una fabulación de ella, pero cada uno con su personalidad: desde los más peligrosos gallitos de callejón como Natos & Waor, al estilo relajado y romántico de Don Patricio, una de las estrellas principales del género en España y escuchado ya en todo el mundo. En Este festival también hay sitio para artistas veteranos como Tote King, raperos clásicos como Rayden y estrellas insurgentes en femenino singular como Lola Índigo. Todos con su distrito postal grabado a fuego, algunos incluso por delante, bien visible en el nombre, como Maikel Delacalle. Todos empezaron su carrera en la calle por necesidad. Ahora que la industria querría echarles el guante, no piensan salir de ella.




Fuente: La razon

A %d blogueros les gusta esto: