El expresidente del Gobierno español Felipe González (1982-1996) aseguró este martes que no se puede atribuir la convulsión social de América Latina a conspiraciones del extranjero, sean de izquierda o de derecha, y dijo que hay que buscar el origen de las protestas en otras causas.

«Lo primero que me gustaría decir es que las teorías conspiratorias externas para explicar algunos de los problemas internos hay que limitarlas a sus justos términos», manifestó González a Efe en Bogotá, donde este martes presentó el proyecto político «Palancas, la revolución de las pequeñas cosas», iniciativa de la fundación que lleva su nombre.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: