El presidente de la Xunta de Galicia y peso pesado en el PP, Alberto Núñez Feijóo, se descarta para un posible relevo a Pablo Casado al frente del partido a pesar de los malos resultados cosechados el pasado 28-A en las elecciones generales. Si en otras ocasiones, el dirigente regional despachaba la pregunta con un “ya veremos”, este jueves, ante la cuestión sobre si abandona definitivamente la idea de poder ser algún día presidente del partido y candidato a la presidencia del Gobierno, ha resuelto con un “yo creo que sí”.

En declaraciones a Onda Cero, Feijóo ha evitado alzar la voz interna asegurando que no advierte “ningún movimiento interno en el PP”, sino una “enorme decepción” por los resultados y, ahora que hay otra oportunidad el 26-M, “unas enormes ganas de volver a ganar”. Ha rechazado “diseccionar las vísceras de lo que ha ocurrido” internamente, cayendo así en la flagelación a través de un autocrítica, y ha querido mandar un mensaje a la ciudadanía para “remontar” a través de la unidad del voto contra el socialismo y el populismo. Pero se le ha entendido todo cuando preguntado por si la foto de Colón fue un error, ha tardado unos segundos en responder para concluir con un “depende”, sin aclarar de qué.






“No es el momento de empezar a diseccionar las vísceras de lo que ha ocurrido”

El presidente gallego ha vuelto a hacer autocrítica como consecuencia de la debacle electoral del PP en los últimos comicios, pero también ha tratado de pasar página para que el PP vuelva a estar centrado en hacer un buen papel en los comicios del 26-M. Sin desvelar si se presentará a la reelección dentro de un años y medio, cuando deberán convocarse las elecciones gallegas, el dirigente no ha tenido problemas en identificar los “giros” y “errores” que ha cometido su partido con Casado al frente y que han hecho que se hayan “equivocado en la estrategia”.

Feijóo ha comparado la debacle de los populares el 28-A con la derrota inesperada del Barça en la Champions League contra el Liverpool. “El excelente entrenador del Barça tendría que explicar por qué ha sacado el mal resultado” porque “un buen entrenador tiene que explicarlo. Estamos en 66 escaños y el por qué tendremos ocasión de analizarlo tras el 26-M porque volvemos a estar en faena” ha emplazado.


“Le hemos regalado una parte de nuestro espacio a Cs” porque “en el PP también hay gente de centro izquierda”

Pero el dirigente ha sido inquirido para desvelar los errores y primero ha tirado de excusa, la de los “10 meses de campaña electoral” que a su juicio ha llevado a cabo el Gobierno a través de sus reales decretos y “sin límite de gasto”. “A mí no se me ocurre empezar una campaña electoral a un año y medio de las elecciones gallegas disparando el gasto de los gallegos”, ha recriminado.





Pero también ha achacado la derrota electoral a los “giros” y “errores” del PP. “No hemos sabido pararlo y decir que no somos Vox y que Vox no tienen nada que ver con el PP”, al tiempo que también ha sido un error “algún quiebro o giro”, como la oferta de Casado de que “íbamos a hacer un gobierno con Vox”. Pare Feijóo, “eso a mucha gente centrada no le ha gustado”.


También ha sido un error “algún quiebro o giro”, como la oferta de Casado de que “íbamos a hacer un gobierno con Vox”

Con esta estrategia, “le hemos regalado una parte de nuestro espacio a Cs” porque “en el PP también hay gente de centro izquierda”, ha asegurado. “Somos un partido de 10 millones de votantes y no hemos sabido explicar eso de que 1+1+1 no da mayoría en el Senado”, ha puesto como ejemplo.

Estos errores se han combinado con el hecho de que el PSOE ha llevado a cabo una buena estrategia. “Utilizar el espantajo de las tres derechas y el juguete de Vox para dividir el voto y ganar las elecciones, hay que reconocer que ha sido más perspicaz y más inteligente”, ha considerado.


¿Debería dimitir Pablo Casado?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: