La constructora FCC ha explicado este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno y la fiscal Teresa Gálvez  los detalles sobre el pago a través de facturas simuladas que la compañía denunció ante la Fiscalía en comisiones para contratos públicos en Panamá y por las que está siendo investigada por corrupción y blanqueo.

Los representantes legales de las tres filiales objeto de pesquisas (FCC Construcción, FCC Construcción Centroamérica y Construcciones Hospitalarias) han comparecido durante aproximadamente una hora.

El pasado 31 de octubre, FCC explicó a través de un comunicado que había tenido conocimiento de un presunto acto de corrupción ocurrido en Panamá en 2010.

Los nuevos accionistas de control del Grupo FCC, a partir de 2015, así como sus nuevos consejeros y directivos, han llegado, desde que tuvieron conocimiento de los hechos, colaborando con las autoridades competentes, con el interés de que se revisen un fondo estos eventos que infringen completamente nuestros principios de ética y cumplimiento, según ha señalado FCC.

FCC destaca su compromiso con el principio de tolerancia cero con la corrupción

El Grupo FCC ha ratificado su compromiso y colaboración con las autoridades judiciales para el esclarecimiento de los hechos.

La Fiscalía cree que se sobredimensionó el suministro de acero necesario para la construcción del metro

Por lo que respecta a las obras del metro de Panamá, directivos de FCC y empleados de Odebrecht habrían diseñado, según la Fiscalía, un sistema de corrupción que consistió en sobredimensionar el suministro de acero necesario para construir el metro de Panamá, facturando al doble de su precio.

En cuanto a las sociedades pantalla presuntamente utilizadas, las mismas para las obras del metro y para el hospital, son Global Quality Steel y Scees Steel, cuyos administradores, Javier Ayora, Eduardo Trijueque y Sasa Arsic, han declarado ya como investigados.

No obstante, la investigación ha desvelado «dos circuitos de pagos de dádivas distintos, ya sean los contratos del metro, los de la Ciudad de la Salud o los de la Ciudad Hospitalaria», que confluyeron sólo en algunos casos en las mismas sociedades, testaferros y entidades bancarias.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: