Al menos 76 familiares de víctimas del MH17, el avión malasio derribado en 2014 en el este de Ucrania, quieren declarar ante el tribunal holandés que juzga a tres rusos y un ucraniano, mientras que un equipo de la defensa trató de retrasar el juicio este lunes, alegando no haber podido viajar a Moscú para hablar con su cliente.

En una nueva sesión en el único caso penal celebrado hasta ahora por el derribo del MH17, el abogado Peter Langstraat -que representa a los familiares- explicó que hay 76 allegados de las víctimas que han indicado que quieren hacer uso de su derecho a hablar ante la Justicia, de ellos, 66 quieren hacerlo de forma presencial en el tribunal y otros 10 desde otros lugares.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: