Hoy en día, el retraso de la maternidad es un hecho evidente. A comienzo del año 2000, la media de edad para tener el primer hijo en España era de 29 años, pasando a los 31 en la actualidad, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos registrados en la primera mitad del 2018, con 46.590 nacimientos menos, señalan la gravedad del problema en nuestro país. También es un hecho que, cada vez, son más mujeres las que buscan ayuda tecnológica a la hora de buscar un bebé.

Una pareja tarda de media entre dos y tres años en visitar a un especialista de fertilidad, tiempo que debería reducirse a menos de un año ya que si necesita realmente un tratamiento es mejor hacerlo cuanto antes para que sus probabilidades no disminuyan. Como parte del trabajo de WOOM, la compañía tecnológica ha elaborado una encuesta para conocer cuáles son las causas de la baja natalidad en España y los retos a los que se enfrentan las mujeres ante el embarazo. Según sus conclusiones, el 38% de las mujeres lleva más de 12 meses intentando quedarse embarazada y más del 90% buscará ayuda médica si finalmente no lo consigue. Además, la gran mayoría coinciden en que el estrés, el tipo de alimentos que se consume y el ritmo de vida tan acelerado que se lleva, son factores determinantes en el proceso de concepción.

La infertilidad ¿un problema que afecta sólo a la mujer?

En los últimos años la infertilidad masculina ha experimentado un importante incremento. Según la Organización Mundial de la Salud, la calidad seminal de los hombres en todo el mundo ha descendido notablemente. Aunque aún son pocos los estudios que hay en España, se sabe que Cataluña y la Comunidad Valenciana son las zonas en la que los hombres cuentan con una menor concentración de espermatozoides, inferior a los valores establecidos por la OMS, con un 27%. A estas regiones les siguen País Vasco, Madrid y Andalucía con un 18,7%, un 14,8% y un 13,7%, respectivamente.

Para el 55% de las encuestadas, la fertilidad es un reto que no recae únicamente en la mujer y afecta a la pareja por igual. Y es que, si tradicionalmente los problemas de fertilidad estaban asociados solamente con ellas, a medida que se han producido cambios en la sociedad y, a la par, se han comenzado a realizar pruebas de fertilidad a la pareja, hoy sabemos que bastantes hombres también tienen problemas de fertilidad. “Casi el 50% de las causas de infertilidad tienen un factor masculino y, en aproximadamente un 33% de los casos, estas causas son netamente masculinas”, señala el Dr. Isidoro Bruna, director Médico de HM Fertility Centers. “Si no se lleva una vida saludable, lo normal es que el varón sea susceptible de tener problemas de fertilidad”.

Pero ¿cuáles son los factores que afectan a la fertilidad masculina? Ocho de cada diez mujeres cree que el alcohol es el factor principal, seguido del tabaco y las drogas (80%) . Sin embargo, tampoco hay que olvidarse del sedentarismo, que en palabras del Dr. Bruna, es otro de los principales factores que afectan a los espermatozoides. Además, la falta de información al respecto es algo que preocupa a las parejas. El 95% piensa que el médico debería advertir sobre los problemas de la fertilidad masculina desde el principio de la búsqueda de embarazo, sin embargo, sólo el 37% de los médicos ha informado sobre estos inconvenientes a la pareja. Entre las recomendaciones de los médicos para mejorar la fertilidad masculina se encuentran: realizar un seminograma o espermiograma (54%), tomar ácido fólico (40%) y dejar de fumar (31%).

El estilo de vida para mejorar la fertilidad

El estilo de vida es un factor clave para mejorar la fertilidad, tanto en las mujeres como en los hombres, y el 84% de las encuestadas lo tiene muy claro. Según los datos de la encuesta, el 24% de las mujeres ha decidido comer más sano y aumentar la actividad física para poder quedarse embarazada, mientras que un 7% ha optado por dejar de fumar. “Hay que tener en cuenta que la reserva ovárica de la mujer es uno de los principales factores a la hora de tener un bebé y la edad de la mujer influye notablemente en dicha reserva”, señala Clelia Morales, co-fundadora y COO de WOOM. “Aunque el estilo de vida influye a la hora de tener un bebé hay que acudir al especialista cuanto antes para detectar posibles problemas en alguno de los miembros de la pareja y poder actuar cuanto antes”, añade.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: