Moda

Estrenar en Gran Vía | Madrid


Es uno de los momentos más esperados por los equipos de las películas. Tras las intensísimas convivencias en los rodajes, meses después se reencuentran dispuestos a disfrutar (o sufrir) con los resultados de su trabajo. Antes de llegar a la salas, lo comparten con familiares, amigos y gente de la industria. Esta semana Itziar Castro ha tirado de agenda para el estreno de Matar a Dios.

“Estoy emocionada porque estrenar esta película es un milagro. La hicimos en 21 días, sin ninguna televisión detrás, con muy poco presupuesto”, decía la actriz que descubrió Eduardo Casanova en Pieles. Desde entonces se ha ido ganando a todos con su arrolladora personalidad. “La verdad es que me siento muy querida”. Ahora es la flamante profesora de interpretación en Operación Triunfo. “Creo que les voy a enseñar y ellos me van a enseñar a mí. Les quiero dar herramientas para que se coman el mundo”.

Sandra Escacena compitió con ella por el último Goya a la mejor actriz revelación, pero en lugar de verse como rivales se hicieron amigas. Al salir de clase, la protagonista de Verónica se acercó al cine. “Vengo directa del cole. No me ha dado tiempo a arreglarme ni nada”. Estudia 2º de Bachillerato en Alcorcón. A sus 17 años, no ha repetido ningún curso. “Soy muy estudiosa”. Se le dan especialmente bien Historia e Inglés. Tiene claro que estudiará Derecho y lo compatibilizará con su carrera como actriz. ¿Lo próximo? La serie Terror y feria, dirigida por Benja de la Rosa.


ampliar foto
Sandra Escacena, recién llegada del instituto. CARLOS PINA

Alberto Velasco y María Isabel Díaz, compañeros de Itziar Castro en Vis a vis, también se acercaron al Palacio de la Prensa. Acaban de terminar de grabar la cuarta temporada de la serie carcelaria. “Es un lujo estar en un proyecto con esa factura, esos guiones”. El funcionario y la reclusa son íntimos en la vida real.


Alberto Velasco y María Isabel Díaz.ampliar foto
Alberto Velasco y María Isabel Díaz. CARLOS PINA

 Actor, director y bailarín, Alberto llegó a Madrid hace seis años. “Tiene una energía maravillosa. Te propulsa. He vivido en Berlín y en Bruselas, pero como Madrid nada”. Ahora el autor y coreógrafo de Danzad malditos se incorpora al reparto de Esto no es La casa de Bernarda Alba, que sigue de gira tras su éxito en los Teatros del Canal. Seguro irá a verle la primera chica Almodóvar cubana, la amiga de Raimunda en Volver. María Isabel también irá pronto de teatro en teatro. Lo hará junto a Aitana Sánchez-Gijón y Roberto Enríquez en El regreso de Nora. “Al Teatro Bellas Artes no llegaremos hasta mayo”. Habrá que esperar.

Inaugurado en 1929, el cine del Palacio de la Prensa no ha dejado de proyectar películas desde entonces. “Para mí el cine en pantalla grande es Gran Vía”, asumía Pablo Berger en el vestíbulo. “Soy un chico de provincias y recuerdo llegar a Madrid y alucinar con esos grandes carteles pintados a mano. Ya no los hacen, pero por lo menos nos quedan los cines”. El director de Blancanieves, en la que Itziar Castro tenía un papel pequeñísimo, estrenó Abracadabra en esta misma sala con 550 localidades. Ha pasado el verano escribiendo. “Me concentro más. Suena menos el teléfono y mi mujer y mi hija se van fuera”.

Bote de palomitas en mano y vestida por su propia marca, La Pili de Glitch Gyals también cruzó la Gran Vía por Itziar. “Mi primo y yo la llamamos para un proyecto televisivo que aún no ha salido. Entonces nos hicimos muy amigos”. Tras Cómeme el donut y Muslona, que no han dejado de sonar, se avecina nuevo single del dúo que forma con Jirafa Rey. “Venga, te lo digo en primicia: saldrá el martes 25 de septiembre”.

Al ver en el cine a tantos amigos, Itziar Castro cogió fuerzas para el tute que le espera. “Estos días les he escrito por WhatsApp, he enviado mensajes por Instagram y por Twitter… Muchos no han podido venir, pero por mí no ha quedado. Es la primera vez que hacía un personaje sobre el que no ponía gorda en el guión y quería compartirlo”. Con el estreno completaba un reto particular. “Ya he estrenado en los tres cines de Gran Vía: Pieles, en el Capitol; Paquita Salas, en Callao y ahora Matar a Dios, en el Palacio de la Prensa. Ha sido regalo tras regalo. No quiero que esto se acabe nunca”.

Almodóvar: fin de rodaje

Una de las fotos del rodaje que ha compartido en su cuenta de Twitter Agustín Almodóvar
Una de las fotos del rodaje que ha compartido en su cuenta de Twitter Agustín Almodóvar

C. PASTOR

Le gusta rodar en verano. Es una costumbre como otra cualquiera. Cada dos (o tres) años, Pedro Almodóvar se queda en Madrid con su equipo trabajando mientras la mayoría huye por vacaciones. Así le molestan menos y es más fácil que no trascienda nada. Cuanto menos se sepa, mejor. Con Dolor y gloria lo ha vuelto a conseguir, el rodaje se ha desarrollado bajo secreto sumarísimo.

Tras unos días en Paterna (Valencia), las primeras semanas filmaron ya en Madrid secuencias interiores. Después salieron a localizaciones como la Sala Mirador, en la calle Doctor Fourquet, la misma donde Penélope Cruz estudió con Cristina Rota. De Lavapiés a Chueca, donde se vio a Antonio Banderas con pelo canoso y un peinado muy parecido al del cineasta que hacía multiplicar las sospechas de que la película es especialmente autobiográfica.

También han sacado partido a localizaciones en El Escorial y Toledo. Tras 44 días de intenso trabajo, celebraron fiesta de fin de rodaje el sábado por la noche. Como fondo musical, de A tu vera, por Lola Flores, a Mistery of love, de Sufjan Stevens.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment