Sol, playa y chiringuito son las tres motivaciones más fuertes para elegir el lugar en el que los españoles pasamos las vacaciones, pero, a pesar de la pasión que tenemos por la caña y la tumbona, hay un tipo de turismo menos pasivo que crece a pasos agigantados: el turismo deportivo. Cada día más los viajeros eligen dónde descansar en función de si las infraestructuras, las instalaciones, las condiciones geográficas y climáticas son las óptimas para practicar deporte. Son personas que piensan en su salud y bienestar durante julio y agosto, que disfrutan de los lugares poco masificados, están muy concienciadas con el medioambiente y buscan, principalmente, el subidón de adrenalina, aire fresco y la libertad, en contacto con la naturaleza. Su repercusión en la economía de las regiones que visitan ya comienza a notarse.

En total, los españoles hicimos el año pasado 3,46 millones de viajes de este tipo, gastándonos 695,6 millones de euros. Y no es por echarnos flores, pero la oferta en nuestro país es infinita, difícil de igualar por los vecinos europeos, y, además, el clima acompaña. Por ello, y según la Secretaría de Estado de Turismo, de los 82 millones de turistas que llegaron en el 2018 a España, 9,7 millones lo hicieron exclusivamente para practicar deporte. Sus preferencias fueron, por este orden, el senderismo, los deportes náuticos y el golf, seguidas de la navegación en barco y los deportes de aventura. Algunos turistas ya han encontrado sus pequeñas mecas deportivas en lugares como los que te presentamos a continuación.

Asturias, el paraíso de los senderistas

De los cerca de 10 millones de turistas que llegan a España a practicar deporte, más de 2,6 lo hacen atraídos por la montaña y el senderismo, y a los nacionales también nos atrapan las alturas, el aire fresco y las buenas caminatas: según la Federación Española de Deportes de Montaña, hay 1,5 millones de personas practicando senderismo cada semana, unos 4,8 millones al trimestre. Los espacios protegidos son los preferidos, por ello, y por el espectáculo visual que ofrece el Parque Nacional de los Picos de Europa, esta zona es una de las más visitadas. El turista llega atraído por sus diferentes desniveles y por los paisajes que cortan la respiración. Se trata de un paraje que se extiende por Cantabria, León y Asturias, pero el principado es la comunidad que, dentro de la España verde (Cantabria, Galicia y País Vasco), más crecimiento de volumen de turistas ha experimentado en los últimos años. El fenómeno se debe, en parte, a las infinitas rutas que ofrece al turista, tanto al más profesional como a los que se inician en la montaña o a las familias.

La senda del oso, la ruta del Cares, la ruta del Naranjo de Bulnes, la del entorno de los lagos de Covadonga, del Alba, del desfiladero de las Xanas, la de los Arrudos, la vega de Orandi, de la sierra del Cuera, la comarca de Oscos… La lista es interminable y la belleza, indescriptible.

Estos son los destinos preferidos para hacer turismo deportivo en España

País Vasco y Cantabria, la pasión de los surfistas

Después del senderismo, casi dos millones de turistas llegan a nuestro país atraídos por las actividades que les ofrece el mar. Este tipo de turista disfruta y cuida el océano, como ha señalado un artículo publicado en la revista Journal of Sustainable Tourism, que los define como «personas especialmente preocupadas por la sostenibilidad y que mantenían una actitud respetuosa con los lugares a los que se desplazaban». El surf es un sector en crecimiento en nuestro país, sobre todo su segmento familiar (ya que no solo son jóvenes solitarios los que buscan la ola perfecta, sino también familias que desean aprender y practicarlo con sus hijos). En concreto, según datos de la diputación foral de Guipúzcoa, se estima que solo Donostia recauda unos 8,3 millones de euros gracias a los 6.500 turistas que llegan anualmente para practicar surf en sus playas.

Viajan atraídos por la ola izquierda que se produce en la playa de Mundaka (en la reserva de la biosfera de Urdaibai), que está considerada la mejor ola de Europa: puede alcanzar los 4 metros de altura y 400 de longitud, y está considerada una de las 10 mejores del mundo. Pero también se enamoran de los atractivos que ofrece toda la costa guipuzcoana e Iparralde, repleta de localidades en las que se puede surfear. Cantabria también vive el boom del surf. Según datos del Gobierno cántabro, este deporte les genera una facturación anual de 12,1 millones de euros y atrae a 38.000 visitantes al año. Allí se encuentra otro de los referentes de este deporte en nuestro país, la playa de Somo, en Ribamontán al Mar, que se junta con la de Loredo para formar un total 7 kilómetros de olas que hacen las delicias de los mejores surfistas.

Estos son los destinos preferidos para hacer turismo deportivo en España

Canarias, buen tiempo para el golf

Después de los deportes náuticos, el golf es el deporte que más turismo mueve. Más de 1,1 millones de personas viajaron a España el año pasado exclusivamente para disfrutar de este juego. El clima de Canarias permite practicar deporte al aire libre todo el año, por ello es uno de los destinos preferidos: este tipo de turismo le genera 1.400 millones de ingresos al año. Actualmente, Canarias tiene registradas 930 empresas de turismo activo, según el Registro General Turístico de la Comunidad Autónoma, y el golf es una de las motivaciones que más ingresos reporta a las islas, ya que si la media de gasto de un turista que llega solo atrapado por el sol se sitúa en 140,18 euros, según datos del 2018, el que viaja para jugar al golf desembolsa unos 194,34 euros de media al día, lo que supone una facturación, solo por el golf, de 235 millones euros. El golfista nacional también conoce las bondades de este enclave.

Después del fútbol, el baloncesto y la caza, el golf es el cuarto deporte que cuenta con más número de licencias federadas en España, con 271.000. Por ello, Canarias ha desarrollado una moderna infraestructura que gira alrededor de este deporte: campos adaptados a todos los niveles de golfistas y situados en un radio inferior a los 50 kilómetros, para que el jugador se pueda mover en diferentes entornos sin necesidad de largos desplazamientos. Estas instalaciones han sido estratégicamente diseñadas para que, mientras juegas, puedas observar el paisaje, las playas y los contrastes que ofrece el archipiélago.

Estos son los destinos preferidos para hacer turismo deportivo en España

Baleares, una referencia para la navegación

Según el último Informe del Sector del Chárter en España, las islas son el destino preferido para los turistas para navegar, seguido de Cataluña y la Comunidad Valenciana. El año pasado, 368.404 llegaron a nuestro país exclusivamente para subirse a un barco, algo que a los españoles también nos gusta hacer cada vez más. Según indica este informe, cada año aumenta el número de nacionales que en verano decide alquilar una embarcación de recreo para disfrutar del sol y de una jornada en familia o con amigos, y el 60% de las personas que el verano pasado optaron por el barco, eligieron Baleares. La mayoría de ellos, el 70%, opta por el catamarán, la lancha, el barco de pesca o el yate, solo una minoría se decide por embarcar en veleros.

Eso sí, nos divertimos sin despilfarro. Alquilamos dentro de la modalidad más accesible, la de pagar entre todos, es decir, que nos animamos a surcar las aguas cuando compartimos los gastos. Así, desembolsamos una media de 100 euros al día por persona. Fondear por las playas más recónditas, bañarse en calas turquesas, disfrutar de paisajes de postal, aguas trasparentes en las que bucear, paradas en pueblos de pescadores, puertos emblemáticos y ciudades llenas de historia son algunas de las razones por las que el viajero opta para su travesía por Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera.

Estos son los destinos preferidos para hacer turismo deportivo en España

Galicia, referencia en ‘rafting’, kayak y barranquismo

Fueron 313.632 los turistas que llegaron a nuestro país el año pasado atraídos por la emoción de practicar deportes de aventura, en grupo con amigos y en familia, pero también de manera individual. Son personas que buscan emociones fuertes, superación y mucha naturaleza. Desafiar al Miño, al Sil, al Deza, al Lérez, al Ulla o al Tambre les aporta el subidón de adrenalina que necesitan; por eso Galicia, dejando a un lado el poder de atracción del Camino de Santiago y las Rías Baixas, es uno de los principales destinos para la práctica del rafting y el kayak, deportes en alza en toda la región a juzgar por el número de empresas que ofertan estas prácticas. La multitud de cascadas, gargantas, paredes de granito y sendas también hacen que esté al alza el barranquismo, un deporte que combina la natación con la escalada, el salto a pozas o la sensación de deslizarse sobre los rápidos, algo que todos los apasionados de este deporte encuentran fascinante hacer en los ríos Barbanza, Barosa o Xallas.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: