El pasado 1 de febrero tuvo lugar una avería en el Telesilla de La Roca, el que da acceso a las cotas altas de la estación Espot Esquí del Pallars Sobirà. Tras la avería, la estación permaneció cerrada durante 14 días, un tiempo que fue insuficiente para resolver el problema de forma definitiva.

Como solución temporal, Espot sustituyó el servicio del remonte por retracks y 4×4’s. El remedio, además de solventar las necesidades para que la estación funcionara al 100%, se convirtió en una atracción para el público. Los usuarios de la estación pueden montarse en estas míticas máquinas.

La atracción se convierte en servicio

Las máquinas pisanieves, retracks, a las que muchos han pedido subir en algún momento para sacarse esa selfie única, en Espot, se ha puesto al servicio de sus clientes. De hecho, FGC contempla los paseos con retrack como una de las actividades atractivas y diferenciales que lleva a cabo en estaciones como Núria y La Molina. En el caso de esta última, en su página web, lo cuenta así: “La excursión con máquina pisanieves se convierte en una experiencia única e inolvidable, tanto para familias como para grupos de amigos”. 

La posible decepción parece haberse convertido en experiencia inesperada y gratificante

Las retracks están siendo la solución a la irregularidad hasta final de temporada para satisfacer el afán de esquiar de su público. Estas máquinas, dotadas con cabinas, trasladan a los esquiadores, con una frecuencia de 8 minutos y una capacidad para 20 personas, son las que permiten el acceso a las cotas más altas (2.000m).

En los días de más afluencia, las retracks no paran y se complementan con 4×4’s, que trasladan a siete esquiadores cada 20 minutos.

Fórmulas de compensación adicionales

Una de las fórmulas que Espot ofreció a sus clientes para compensar su posible desconcierto ante la irregularidad fue la reducción de precio del forfait. “Resultó clave”, exponen desde la Estación. El forfait de adulto pasó de tener el coste habitual de 34€ a valer 15€. Los niños/as de 7 a 14 años, 10€. Los menores, hasta 6 años, 5€ y el pase de paseo, un coste de 6€.

El resultado es que esquiar en Espot no solo está resultando mucho más económico, sino que, además incluye la experiencia de montar en retrack. Todo ello por 15€ al día.

Otras propuestas ofrecidas es que los titulares de forfait de temporada en Espot o con reserva previa, por el mismo precio, pueden esquiar en Port Ainé o Baqueira. Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, entidad propietaria de Espot Esquí, corre a cargo con la diferencia.

Espot valora

Desde la estación nos cuentan que, en todo momento, lo que se ha perseguido es la “normalidad”. Volvemos a término “positivizar”, que es el que atraviesa el análisis de lo sucedido a raíz de la caída del Telesilla de La Roca.

Los cambios de operativo han requerido de implementación adicional servicios como información, orden de colas… Desde la estación: “ha funcionado muy bien” (…) Al final, es cierto, lo que se ha llevado la gente es una experiencia interesante, nueva y divertida.” Además, el resto de las instalaciones han funcionado a la perfección.

Los hoteleros también han valorado muy positivamente la acción. Han hecho el lleno todos los fines de semana que se llevan desde el inicio de la temporada. Por este motivo, entre otros, hoteleros y restauradores se han implicado en iniciativas como el sorteo que están a punto de poner en marcha que, bajo el claim “Ven a Espot”, estimula a ganar unos esquís a aquellos que vayan a esquiar a Espot durante este mes de marzo. 

Los esfuerzos evidentes del Plan B

Por parte del personal de la estación, maquinistas, taxistas… La palabra clave ha sido implicación y el objetivo: positivizar. La respuesta que han visto en los ojos de la gente “que se lo pasaba muy bien”, nos cuentan desde la estación, ha sido un claro estímulo a la dedicación extra que ha requerido el plan B de Espot 2019. Entre los trabajadores de la estación, la alternativa decidida ha sido también bien encajada.

Espot: “En esta estación siempre ha habido una gran vinculación entre trabajador y cliente, una buena interacción, porque el monitor de esquí o el maquinista pueden ser, al mismo tiempo, empleados de un hotel del valle o taxistas, por ejemplo. Por ello, el encuentro se produce en distintos entornos y el saludo es algo habitual. Por tanto, además de la proximidad habitual y, dado el incidente de este invierno, la caída del telesilla, también complicidad.”

Datos de “normalidad”

Espot cuenta habitualmente con una gran afluencia de grupos de escolares. Esta actividad no se ha interrumpido. Todos los grupos han mantenido su reserva y han integrado el original remonte como una aventura añadida a la programación de sus actividades.

Por lo que respecta a las competiciones, “En general, todas las previstas se han podido llevar a cabo. Las excepciones han sido muy pocas. En algunos casos, solo ha habido que mover fechas.” (Información Estación Espot).

Éste es el caso de la carrera de “La cursa del Tamarro” (Carrera de los gamusinos). Una carrera emblemática en Espot, con una larga tradición vinculada a las leyendas del valle. Se trata de una carrera popular que, aunque los trofeos son peluches, muchos se toman como un evento de alta competición. Madres y padres descendiendo con niños/as de 3,4, 5… años entre las piernas y chocolatada final, generan imágenes y recuerdos entrañables.

Este año, la “Cursa del Tamarro” tendrá lugar el día 24 de marzo

Un tema de conversación “inevitable”

En las charlas, sobre todo de après esquí, en el pueblo de Espot, el incidente del telesilla y la solución por la que se ha optado han sido, y siguen siendo, un tema recurrente.

Lo que más se escucha habitualmente en una charla de après esquí es algo así como: “¡Qué chula ha sido esa bajada que hemos hecho!”, “Él ha estado a punto de pegársela, menos mal que…”, “¿has visto esto, has visto aquello?”, “¿cómo puede ser que teniendo solo 5 años ya esquíe como esquía?”, “ostras, al final nos ha dado tiempo a hacer la última. ¡Brutal…!”.

Todo un clásico. Conversaciones con un tema que, aunque repetitivo, no resulta aburrido y estimula el ambiente cordial. En el caso de las charlas après esquí de Espot esta temporada, telesilla y retrack, empezaron siendo eje en febrero y siguieron siendo coletilla hasta ahora.

Y, si no se puede arreglar el telesilla, ¿qué?

Es una cuestión económica y estratégica. Sea cuál sea la solución, pasará por inversión. Es algo claro. Ninguna fuente puede concretarnos cómo se restituirá el servicio del telesilla averiado. Se trata de un tema aún en estudio. Se barajan modelos. Se estudian presupuestos y, sobre todo, viabilidad.

Mientras, la estación sigue moviéndose al ritmo mágico de retrack y las charlas junto al fuego incluyen el telesilla de La Roca como clásico del año. Dentro de poco formará parte de ese otro tipo de conversaciones que, junto al fuego, se iniciarán con el clásico: “¿Recuerdas ese año en que…?

Se referirán al invierno de 2019 en la Estación de Espot. El recuerdo de la avería que se convirtió en ¡fantástica experiencia!

 

 

Por el momento, FGC/Espot informa:

NUEVOS HORARIOS DE APERTURA EN LA ESTACIÓN DE ESPOT 

 

Han sido habilitados medios de acceso alternativos a la zona de servicios de la cota 2000 de la estación para permitir el acceso a los usuarios.
 

Los servicios de la estación (restauración, escuelas de esquí, centros de alquiler, actividades y parque lúdico) operarán con total normalidad.
 

Horario apertura de la estación: 8.30-16.30 (lunes a viernes) 08.00-16:30 (fines de semana).

Horario taquillas: de 08.15-15.30 (lunes a viernes) 08:00-15:30 (fines de semana).

El precio del forfait de día será de 15€.
 

 




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: