En un mensaje que sin duda entendieron mejor los aficionados del Liverpool que los del Barcelona, el Camp Nou formó un mosaico espectacular para recibir al rival inglés en el partido de ida de las semifinales de la Copa de Europa. “Ready to color Europe”. Las cartulinas azules, rojas y amarillas aportaron un colorido excepcional y se vieron en las retransmisiones de televisión de todo el mundo que conectaban en aquellos momentos, poco antes de las nueve de la noche en España, con el Camp Nou, dispuesto a convertirse esta vez en un templo del fútbol.

Con aproximadamente 95.000 espectadores en el Camp Nou, el choque entre el Barça y el Liverpool no pudo tener mejor arranque. En la víspera del partido, el club barcelonés también lanzó un mensaje en las redes sociales: “Esto es el Camp Nou. Nuestra casa. Nuestro templo. Nuestro fortín”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: