Esquerra Republicana ha arrancado la campaña para las elecciones locales del 26 de mayo en Barcelona en primera posición. La encuesta realizada por GAD3 para La Vanguardia entre el martes y el jueves de esta semana, diez días después de las elecciones generales y en las horas previas al comienzo de la campaña para las municipales, otorga a la lista que encabeza Ernest Maragall 11 concejales, uno más que la candidatura de BComú, liderada por la actual alcaldesa, Ada Colau. Los republicanos superan a los comunes por un margen de 2,1 puntos (24,2% y 22,1%, respectivamente) en la estimación de voto.





El sondeo, realizado a partir de muestra de 1.034 entrevistas, sitúa en tercera posición al PSC, que podría doblar su actual representación en el Ayuntamiento de Barcelona y pasar de 4 a 7-8 concejales, con una estimación de voto del 16,8%. A continuación vendría la lista que encabeza el exprimer ministro socialista francés, Manuel Valls, con el apoyo de Ciudadanos, que mejoraría (intención de voto del 12,3%) el resultado conseguido por el partido naranja hace cuatro años y conseguiría 5-6 concejales.


Fuerte caída de Junts per Catalunya

La pérdida más importante respecto a los resultados de las municipales del 2015 la sufriría la candidatura de Junts per Catalunya, con el tándem que forman el exconseller de Interior, Joaquim Forn, juzgado por los hechos del 1-0 y encarcelado en Soto del Real, y la exconsellera Elsa Artadi. La formación nacionalista, a la que la encuesta atribuye una estimación de voto del 10,8%, pasaría de 10 a 5 representantes en el Ayuntamiento barcelonés.


El PP se mantiene y la CUP sale del Ayuntamiento

La lucha por seguir presente en el Consistorio de la capital catalana se resolvería con suerte desigual para el PP y la CUP. Los populares superarían en listón del 5% y, con una estimación de voto del 5,2%, mantendrían dos de los tres concejales que tienen actualmente. La CUP, por contra, con una estimación de voto del 4,1%, quedaría fuera del Ayuntamiento.

La campaña electoral que comenzó a las cero horas del viernes determinará el resultado final de estas elecciones tan reñidas. Un 11% de los entrevistados no sabe o no responde a la pregunta de a quién votarán dentro de dos semanas. Además, un 28,3% admite la probabilidad de cambiar el sentido de su voto a última hora.






Forn, el único líder que aprueba

Por lo que respecta a la valoración de los candidatos que concurren a estas elecciones municipales en la ciudad de Barcelona, únicamente Joaquim alcanza el aprobado, con una puntuación de 5 sobre 10. A continuación aparece Ernest Maragall (ERC), con una nota media de 4,9; la número dos de JxCat, Elsa Artadi (4,8) y el socialista Jaume Collboni (4,4). Notas más bajas obtienen la candidata de la CUP, Anna Saliente (3,7), Manuel Valls (3,1) y el alcaldable del PP, Josep Bou (2,7).








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: