Esquerra quiere entablar una negociación con el PSOE para que en Catalunya se “ejerza el derecho a la autodeterminación” y se ponga “fin a la represión”. Pero al mismo tiempo, los socialistas van a convertirse en el blanco de la mayoría de críticas por parte de los republicanos. Anoche, en el acto inaugural de la campaña electoral hubo varias muestras: “La amenaza de la derecha es evidente, pero tan peligroso como la amenaza de la derecha es el inmovilismo de aquellos que exhibiendo el miedo ante la derecha no quieren que nada cambie, que no quieren hablar de autodeterminación que no quieren construir un diálogo”, aseguró Pere Aragonès, adjunto a la presidencia de ERC.





También Gabriel Rufián aportó su grano de arena y afeó a los socialistas que acusen a los republicanos de la convocatoria de elecciones por no votar los presupuestos generales.O en palabras del número dos de ERC al Congreso, por no votar “las tablas de Moisés”. “Lo único que reclamábamos era una mesa de diálogo, algo que puede llegar a entender cualquier demócrata”, añadió, al tiempo que ha erigido a Esquerra como el único obstáculo para que el PSOE no pacte con Ciudadanos un gobierno.


Rufián erige a Esquerra como el único obstáculo para que el PSOE no pacte un gobierno con Ciudadanos

Aún así, y pese a las críticas al PSOE, ERC empieza una campaña en la que el objetivo principal será condicionar una hipotética investidura de Pedro Sánchez y su gobierno con una apelación al diálogo para negociar un referéndum de independencia. Por tanto, Esquerra ha cerrado en el baúl de los recuerdos expresiones como “el referéndum pactado es una pantalla pasada” o que los catalanes han intentado acordar un referéndum “hasta dieciocho veces” con el Estado y que “no será ERC quien plantee esta solución otra vez”.

Los republicanos dan un paso atrás para intentar dar dos adelante, por mucho que ahora tengan que asumir reproches de una parte del independentismo. Y es que cinco años después de no hacerlo, Esquerra vuelve a incorporar en un programa electoral la petición de un referéndum acordado. La última vez que lo hizo constar en un programa fue para los comicios europeos del 2014.






“Tenemos la responsabilidad de ser la principal amenaza que va de azul, de naranja y que próximamente irá de verde”, afirma el número dos al Congreso

El entendimiento con la derecha es imposible. Anoche ERC lo dejó bien claro:”Tenemos la responsabilidad de ser la principal amenaza que va de azul, de naranja y que próximamente irá de verde”. La única vía de escape, por tanto, es la que pueda ofrecer el PSOE.

El resurgimiento del concepto se repite a lo largo del borrador del documento (ayer ERC aún no lo había aprobado). Así, el texto deja bien claro que en el Congreso y en el Senado uno de los objetivos principales de los republicanos será “la defensa de un diálogo sin condiciones previas con el fin de hacer posible una negociación” para alcanzar los acuerdos necesarios para “llegar a una solución que pase por el ejercicio del derecho a la autodeterminación (…) a través de un referéndum”. Y unas líneas más allá, lisa y llanamente dice: ERC irá a Madrid a “negociar la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en Catalunya con mediación internacional”. En definitiva, no habrá “ni líneas rojas, pero tampoco cheques en blanco” para las conversaciones con el PSOE.






El programa electoral recoge que ERC irá a Madrid a “negociar la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en Catalunya con mediación internacional”.

Sea como sea, previamente al acto de medianoche, los republicanos dieron el pistoletazo de salida a la campaña para las elecciones del 28 de abril con una fiesta en la plaza Narcís Lunes de Sant Vicenç dels Horts, localidad donde tiene fijada su residencia el número uno de la lista, Oriol Junqueras. Para ERC fue el escenario ideal, dado que precisamente ayer el presidente del partido cumplía 50 años.

Como siempre, la plataforma #freejunqueras se encargó de amenizar el encuentro con los vicentinos. Estuvieron presentes, entre otros, Pere Aragonès, adjunto a la presidencia en ERC y vicepresidente del Govern; Ga­briel Rufián, número dos de la candidatura al Congreso, o Chakir el Homrani, conseller de Treball.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: