Según informa CIBERDEM (Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas), en España se diagnostican 400.000 nuevos casos cada año de diabetes. Se estima que en nuestro país la sufren cerca de cinco millones y medio de habitantes lo que supone un gasto cercano a los 22 mil millones de euros. Es decir, la inversión por paciente es de 4.000 euros. Asimismo, 30 millones de estadounidenses también la padecen. De ellos, entre el 90-95% tienen tipo 2, de acuerdo con Centers for Disease Control and Prevention.

Ahora, los científicos han encontrado que si te «machacas» el músculo con series que conllevan cargas de peso se puede reducir el riesgo. Más de 4.500 pacientes avalaron dicha prueba con un 32% de disminución. No se emplearon ejercicios cardiovasculares. Tener niveles más altos de fuerza no te proveía una protección extra. Las publicaciones se pueden ver en Mayo Clinic Proceedings.

DC (Duck-chul) Lee, profesor asociado de Kinesiología de Iowa State University (ISU) y autor del estudio, afirmó que los resultados positivos daban pie al optimismo porque los casos observados demostraban que esta actividad ayudaba a prevenir la diabetes de tipo 2. Sin embargo, todavía resulta difícil recomendar un nivel óptimo del músculo debido a que no se halla estandarizado.

«Naturalmente, la gente sabrá, más o menos, qué peso podrá levantar o qué masa muscular necesita, pero no es tan simple», subrayó Lee. «Como investigadores, tenemos diversas medidas para aconsejar que se mejore, véase el press de banca (consiste en tumbarse sobre un banco y levantar una barra por encima del pecho en la que se puede incluir, si se desea, peso a los lados de la misma). Se requiere más investigación para determinar la dosis de resistencia en el ejercicio, el cual varía en función de la salud de la persona en cuestión», destacó el médico.

La excusa para ir al gimnasio

Los participantes completaron el estudio poniendo a prueba su fuerza en el pecho y en las piernas. Estas medidas fueron ajustadas según la edad, el género y el peso del cuerpo como posibles medidores, los cuales según los investigadores, son un ejemplo de por qué es complicado dar recomendaciones generales», tal y como avisa el autor del estudio. Cerca de 60 millones de europeos acuden al gimnasio. Esto supuso, según Deloitte, un ingreso para las diferentes empresas que se dedican a ello, de 26 billones de euros. España se encuentra en cuarta posición en cuanto asistencia. 5,2 millones de personas se encuentran inscritas y, de media, se gastan 40 euros mensuales.

El rango de los participantes se enmarca entre los 20 y los 100 años. Todos fueron sometidos a unos exámenes iniciales. Angelique Brellenthin, investigadora en kinesiología en ISU, confirmó que los riesgos de la diabetes 2 se reducen dejando de beber alcohol y sin fumar, además de no contraer problemas de salud como la obesidad o una alta presión sanguínea.

Varios factores contribuyen al crecimiento del músculo. No obstante, la médico, dice que el ejercicio importa. La información, en cuanto a la resistencia, no se precisó a quien participó en el estudio, con la excepción de un pequeño grupo, al que se le mostró la correlación entre la fuerza del músculo y la frecuencia de días a la semana en los que se ejercitaban. Otros investigadores encontraron que entrenar mejora los niveles de glucosa y reduce la circunferencia de la cintura.

Brellentherin destacó que «no necesariamente se ven los beneficios del entrenamiento, inmediatamente, en el espejo del baño pero que aún así, interiormente, se encuentran presentes. Quizá ayude a reducir el riesgo de diabetes tipo 2 aunque no pierdas peso, y nosotros sabemos que mantener la masa muscular nos ayuda a mantenernos funcionales e independientes a lo largo de la vida»

Comienzo pequeño pero efectivo

«Sólo el 20% de los estadounidenses hacen ejercicios de resistencia. Mientras que los estudios no son suficientes para dar consejos, un entrenamiento ligero es más beneficioso que no hacer nada. Al principio hace falta alguien que nos ayude además de llevar la ropa adecuada. De hecho, se puede empezar en casa haciendo diversos ejercicios», tal y como informó la especialista de ISU.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: