Aprende a Posicionar tu Sitio WEB

noa1

Necesitas Visibilidad En Tú Web

noa2
Uncategorized

«En un barco sería el que está con el catalejo y grita lo de “tierra a la vista”»

consultor seo


De familia de marineros, si echara las redes al mar «pescaría canciones». De ellos aprendió el sacrificio. «Soy un gran peleador». Le gustan los guisos de su madre, el pescaíto de Isla Cristina, el olor de su tierra o charlar con su vecino Tonino. Tras 16 años como artista, asegura que es ahora cuando toca el éxito. Con su nuevo disco, «La cruz del mapa», será el primer cantante que dé un concierto en el Wanda Metropolitano de Madrid, el 29 de junio.

–¿Dónde pone usted la cruz en el mapa?

–Hay diferentes marcas que tengo repartidas entre las cosas importantes: en la familia, la gente que quiero, los recuerdos que no olvido. Al final es lo que cuento en un álbum, las cosas importantes que recuerdo, las positivas y negativas, las cosas que se han quedado ahí, las pérdidas, las que no pudiste hacer bien, pero que finalmente te acaban enseñando.

–¿Y a quién le pone la cruz?

–Yo no pienso en nivel negativo, la pondría en positivo, porque hay gente que adoro.

–¿Cuál es el tesoro que ahora busca?

–La conexión con el público. Después de hacer un trabajo tan intenso y emocional con las canciones, el tesoro es ver la reacción de la gente y que guste.

–Elija papel entre los piratas: ¿ bucanero o corsario?

–Son de la misma familia, sería de los dos. Valgo para todo.

–En un barco pirata… ¿qué robaría?

–-(Risas) En un barco me gustaría ser el que está con el catalejo arriba y decir eso de «tierra a la vista». ¿Cómo lo llaman? Al carajo. Ese sería yo.

–Póngale nombre a su barco…

–Le pondría música… Ahí me has pillado.

–Dice que «hay amores inmortales capaces de matar a los dos». ¿Puede matar?

–Es que el amor cuando se pone intenso es lo más.

–¿De qué sería fugitivo?

–La música digamos que es el motor de mi vida, quien provoca que haga las mayores locuras, mis mayores desvelos. Mueve mi mundo desde pequeñito, todo lo valiente que he sido fue por la música, quien me ha hecho escapar y regresar.

–¿Y la música le amó?

–Sí, porque la música todo lo que me ha atraído han sido cosas buenas.

–¿Cuántas veces le han llamado loco?

–Muchas, porque creo que quien no está un poco loco no vive. La locura tiene que ser una de nuestras compañeras, muchas veces hay que dejarse llevar.

–¿Qué es lo que le dijeron de pequeño y no ha olvidado?

–Muchas cosas. Mira, una de las que cuento en la canción se parece a un ambiente donde los sueños se ven muy lejanos, como que le pasa a los demás. Y sí pasan… Por eso lo cuento y lo canto tanto. Que al que le suceda como a mí piense que se puede.

–Hay quien cree en el Dios de lo imposible. ¿Usted?

–También creo en el Dios de lo imposible. En el disco digo que los imposibles no existen. No sé si Dios existe, pero creo en el Dios de la mirada bonita de la gente, en que las cosas se pueden conseguir.

­–¿Le dijeron muchas veces que no podía hacer algo que sí consiguió?

–Sí que me lo dijeron y lo noté en el ambiente y en las miradas. Lo noté como una cosa impuesta. Cuando cursé la EGB, fui el único de mis hermanos que lo aprobó, aunque yo no era de estudiar. Cuando fui al instituto, al final en vez de BUP me apunté a un módulo porque no creía que valía para eso. ¡Pero si había demostrado lo contrario! Creí que eso era para otra gente. Me equivoqué. Ahora sé que hay que hacer lo que te apasiona porque estarás más cerca de ser feliz.

–¿Cuál es su única bandera?

–En el tema que lleva por nombre este título, mi hija… En esa canción cuento eso: Vuela, quieras o no. Ahora que el tema de la bandera está tan presente… Una bandera es un detalle. Lo importante está en eso, en los pequeños detalles.

–Si tuviera que poner una bandera en su barco ¿cuál sería?

–Yo siendo un barco pirata, abordaría todos los barcos que me encontrara, me apoderaría de sus tesoros, pero no quiero banderas.

–¿Qué nota musical se parece a un beso?

El Do, con ello no te pueden decir no…

–¿Cómo es Manuel Carrasco a pie de calle?

Un tío normal, positivo, al que le gusta ir al pueblo y volver a ver a mi vecino Tonino de 80 años y que me cuente sus cosas del día a día.




Fuente: La razon