Ciencia

“En diez años no quedarán cuernos de rinoceronte con los que traficar” | Ciencia


El kilo de cuerno de rinoceronte es uno de los bienes más valiosos del mercado negro: hasta 55.000 euros ha llegado a costar en las redes ilegales que operan en China y Vietnam. Ese valor, que supera al del oro, ha provocado una monstruosa masacre de rinocerontes en África. En los últimos cuatro años los furtivos han matado más de 4.500 rinocerontes, a un ritmo que llegó a superar los tres animales muertos al día. Países como Sudáfrica están tomando medidas desesperadas para defenderse de este crimen a gran escala que hace ricos a los traficantes en Asia.

“El mercado negro para el cuerno del rinoceronte en China es estable y fuerte” y los hallaron “en casi todas las localizaciones investigadas”

Para conocer mejor este sangriento mercado negro, la organización conservacionista Elephant Action League (EAL) lanzó una investigación encubierta para infiltrarse en estas redes de tráfico ilegal. Durante casi un año, se lograron colar entre los engranajes de este comercio millonario que ahora dan a conocer con un informe sobre esta investigación. Por ejemplo, de las conversaciones publicadas en el informe con importantes traficantes, se deduce que estos no esperan mucho futuro al rinoceronte ni a su preciado cuerno. “Apuestan por la inminente extinción de los rinocerontes”, apunta el informe de EAL, junto al diálogo en el que el traficante asegura que “no habrá cuernos de rinoceronte en diez años”, para después admitir que eso supondrá un alza importante en los precios de los próximos años.

Esa es la misma fecha de caducidad que algunos expertos en conservación de estos animales temen: que en una década ya no haya rinocerontes trotando salvajes por las praderas africanas, sino unos cuantos ejemplares protegidos y clausurados, como sucede ahora con los últimos tres ejemplares vivos de la subespecie de rinocerontes blancos del norte. El ritmo infernal de muerte puede terminar impidiendo que las poblaciones se recuperen de la matanza, a pesar de los grandes esfuerzos realizados desde la década de 1990.

Uno de los contrabandistas que aparece en el informe. EAL

El informe señala que buena parte de la responsabilidad la tienen los funcionarios de China y Vietnam, los principales mercados, que estarían aceptando sobornos a cambio de mirar hacia otro lado. “La corrupción exhibida por las autoridades aduaneras y los agentes de protección de la ley en las regiones fronterizas vietnamitas y chinas es sustancial; multar a contrabandistas y aceptar sobornos es la práctica habitual en la mayoría de los puertos de entrada”, asegura el informe. “¿Qué pasa con la policía? Mantienen un perfil bajo. Puedes sobornarlos y te dan unas horas para pasar libremente”, explica un contrabandista en una de las conversaciones grabadas por los investigadores encubiertos.

De la investigación se deduce también que los traficantes prefieren transportar la mercancía usando discretos viajes individuales de personas que hacen de correos e incluso mediante compañías convencionales de mensajería. Es tal la normalidad con la que actúan que se sirven de aplicaciones de móviles de uso público para contactar compradores y vendedores e incluso para realizar las transacciones.

Todo este comercio ilegal viene a satisfacer la demanda de cuerno de rinoceronte en el mercado de la medicina tradicional china, que según un manual del siglo XVI tenía todo tipo de propiedades, desde aliviar dolores a curar tumores. La ciencia médica ha desmentido estas propiedades hace años e incluso se han realizado campañas de concienciación para explicarle a los chinos que los cuernos tienen la misma composición que las uñas humanas y ninguna capacidad curativa.

“¿Qué pasa con la policía? Mantienen un perfil bajo. Puedes sobornarlos y te dan unas horas para pasar libremente”, explica un contrabandista

No obstante, el informe también ha detectado que en los últimos años ha caído el precio por kilo de los cuernos, cuyo núcleo, más oscuro, suele ser mucho más valioso. “Muchos contactos indicaron que el mercado de cuerno de rinoceronte se ha ralentizado en los últimos años, en su mayoría citando una economía a la baja, el castigo de los regalos a funcionarios y una mayor en la aplicación de la ley”, concluye el informe. “Ahora la policía atrapa a contrabandistas. En el pasado ni siquiera intentaban atraparlos. Nunca hicieron una inspección aquí”, asegura un traficante. En concreto, el valor del kilo de cuerno estaría en torno a los 35.000 euros, una cantidad extraordinaria pero lejos de los 55.000 euros que se citaban en informes previos de 2014.

En cualquier caso, la principal conclusión es que “el mercado negro para el cuerno del rinoceronte en China es estable y fuerte” y que sus investigadores infiltrados lo encontraron “en casi todas las localizaciones investigadas por el equipo”. Por lo que los investigadores que han redactado el informe se preguntan: “¿Cómo se puede abordar esta corrupción sistémica a lo largo de las fronteras de China?”.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment