Elisenda Alamany será la número dos de Ernest Maragall en las elecciones municipales de Barcelona el próximo mes de mayo, según ha podido saber La Vanguardia de fuentes conocedoras de las negociaciones. Este viernes ambos formalizarán el tándem en una comparecencia conjunta ante los medios, pues todavía no es oficial y esta tarde cerrarán los últimos flecos del acuerdo.

Este jueves el partido de Alamany, Nova-Nou Futur, y Esquerra Republicana han rubricado un acuerdo de cuatro puntos para presentar la candidatura conjunta en las municipales después del que sellaron de cara a los comicios generales del 28 de abril, que ha situado a Joan Josep Nuet como número cuatro de la lista republicana al Congreso.





Así, los dos exdiputados de los comunes que impulsaron la plataforma Sobiranistes en octubre concurrirán en este ciclo electoral con los republicanos. Nuet ya ha dejado su acta de diputado y Alamany, dejó el grupo parlamentario hace unas semanas y ahora es diputada no adscrita.

El pacto lo han firmado por parte de ERC Robert Fabregat, presidente de la federación barcelonesa, y Pilar Vallugera, vicepresidenta segunda de acción política y por parte de Nova Marc Grau, exasesor de los comunes y fundador y presidente de la formación recién alumbrada, y Gina Driéguez. Los demás nombres de la lista y los puestos reservados a la formación de Alamany podrían trascender en los próximos días, apuntan las fuentes consultadas.

En el documento que han firmado este jueves por la tarde para articular una candidatura conjunta, las dos formaciones se reconocen como “espacios políticos del soberanismo progresista” y coinciden en que dada la situación actual hay que reforzar el proyecto de la izquierda soberanista en Catalunya, lo que los republicanos han venido designando como ampliar la base.

Además, acuerdan que es necesario “modernizar la agenda de políticas públicas” y valoran “la importancia que tienen las elecciones municipales para el progreso de la ciudadanía” y la construcción del futuro en Catalunya. En el acuerdo señalan que Barcelona “necesita un proyecto de futuro para reimpulsar la ciudad” y convertirla en “un baluarte de derechos y libertades” en tanto que capital catalana.





“El acuerdo entre ERC y Nova es clave para conseguir el objetivo de ganar la alcaldía de Barcelona. Lleva a los soberanistas progresistas a sumar y ser más fuertes”, ha apuntado Fabregat a los medios. Desde Nova han afirmado que “es necesario transformar las esperanzas de 2015 en realidades”. “Barcelona no puede pasar cuatro años más sin un proyecto de ciudad, por eso sumamos con ERC”, ha justificado Grau.

Este jueves, el diputado de los comunes David Cid ha afeado a ERC que incorpore en sus listas electorales a personas que procedían de su grupo parlamentario y ya habían emitido quejas previamente. Los republicanos han alegado que los fichajes son de personas que ya habían dejado el grupo de Catalunya En Comú Podem.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: