Sevilla, obviamente, no es la tundra, por lo que ver paseando por sus calles a un zorro ártico (vulpes lagopus), con su pelaje blanco y sus andares astutos, debió dejar boquiabiertos a los policías locales de la capital andaluza que lo avistaron. «Esto es increíble», se dijeron cuando lo capturaron el pasado 16 de noviembre en la avenida de Ciudad Jardín. El animal se había escapado de la custodia de un joven, amante de especies exóticas, que lo había comprado ilegalmente y que ahora está imputado por los delitos de maltrato animal y falsedad documental. El zorro, bautizado como Arti, acaba de llegar al centro de rescate que la entidad Primadomus tiene en Villena (Alicante). Tiene signos de conjuntivitis en el ojo derecho, pero su estado general es bueno, según los veterinarios que lo han acogido.

Arti parecía cojear cuando lo encontraron, estaba más delgado de lo habitual y lagrimeaba por el ojo derecho. Su característico abrigo de pelo blanco estaba más corto de lo normal. Y más sucio. Los policías le echaron el lazo y comenzaron la búsqueda del dueño. Dieron con él.

El propietario es (o era) un vecino del barrio Nervión (donde está el estadio del Sevilla), que lo solía pasear como si fuera un perro, contó Abc de Sevilla. Lo hacía a sabiendas de que este animal cazador seguramente estaría muerto de calor, con ese pelo denso que le permite vivir a temperaturas de hasta 50 grados bajo cero, ya que las nieves y los hielos son su espacio natural. Y sabiendo también que los lemmings (lemmini, unos roedores miomorfos, retratados por Disney como animales suicidas) son su plato favorito. Y Sevilla, pues, no tiene de esto. 

La Policía Local de Sevilla le pidió al joven los papeles de Arti. El dueño contó primero que el animal procedía de Alemania, que había llegado a la capital andaluza en junio de 2019 y que tenía la documentación en regla. Pero los agentes locales y los del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil comprobaron que la documentación estaba manipulada, por lo que sospecharon inmediatamente que el animal había sido comprado en Alemania, sí, pero en el mercado negro.

El zorro fue incautado y llevado a las instalaciones de Mundo Park Zoo de Sevilla, en la localidad de Guillena, donde ha vivido con otros congéneres. Hasta ahora. Arti acaba de llegar a su nueva casa de Villena, donde pasará un periodo de observación. El veterinario de AAP Primadomus, Héctor Sanz, ha declarado que el animal “muestra señales de conjuntivitis en el ojo derecho, pero por el momento, a la espera de las pruebas virológicas y bacteriológicas, no presenta lesiones ni trastornos graves de salud”. 

Primadomus alerta de la tendencia de algunos coleccionistas a tener animales exóticos como animales domésticos. «De las 5.488 especies de mamíferos conocidas del planeta, solo sabemos lo suficiente para garantizar su bienestar en el entorno doméstico de una minoría», alega la organización de rescate. Lo hace para argumentar la necesidad de cambiar los listados negativos de animales protegidos (aquellos que incluyen solo las especies con las que no se puede comerciar) que se manejan en España y otros países, por los llamados listados positivos, que incluyan solo qué especies sí son aptas para mascotas, lo que excluye a todas las demás. Bélgica ya lo hace.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: