La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 96 años de prisión a Pedro Luis Gallego, conocido como el violador del ascensor, por agredir sexualmente a dos jóvenes y por haberlo intentado con otras dos más a las que trató de secuestrar en el norte de la ciudad de Madrid. Durante el juicio, Gallego, de 61 años, admitió los hechos, sucedidos entre diciembre de 2016 y abril de 2017. El límite máximo de cumplimiento de la pena será de 25 años.

Gallego, también conocido como el violador de La Paz, ya que asaltaba a sus víctimas cerca de ese hospital madrileño, salió de la cárcel en noviembre de 2013 tras pasar 21 años entre rejas por asesinar a dos chicas y violar a 18. Quedó en libertad al aplicarle la doctrina Parot.

La sentencia de la Sección Sexta de la Audiencia considera probado que Gallego asaltó de manera violenta a cuatro jóvenes, de entre 17 y 24 años, a punta de pistola con el propósito de obligarlas a mantener relaciones sexuales con él, llegando incluso a raptar a dos de ellas y llevarlas a un domicilio de Segovia. Por estos hechos, le considera responsable de dos delitos continuados de agresión sexual, otro de agresión sexual, dos delitos de detención ilegal, y otros dos de intento de detención ilegal, además de dos delitos de lesiones y dos de robo con violencia.

El cómputo de los plazos aplicables para obtener beneficios penitenciarios, permisos de salida o la libertad condicional se referirán a la totalidad de las penas impuestas, los 96 años, según establece la sentencia.

La confesión de Gallego, durante la vista oral celebrada el pasado día 3, junto con el abundante material probatorio, con especial relevancia de los informes de ADN realizados a las víctimas, han sido suficientes para decidir la condena. La resolución no es firme, y puede ser recurrida en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: