El lehendakari del País Vasco, Iñigo Urkullu, es el encargado de abrir hoy el turno de los testigos en el
juicio del ‘procés
. Su declaración se presenta clave para esclarecer el supuesto papel de intermediario que hizo entre el Gobierno central y la Generalitat para evitar la DUI. Sabe que hoy todos los focos apuntarán sobre él y para ello quiso prepararse a consciencia.

Urkullu viajó ayer a Madrid y, como mostró con una fotografía en su cuenta de Twitter, lo hizo estudiando. En el coche iba consultando su ordenador portátil y una carpeta que incluía una pegatina de la bandera catalana. “Katalunia 2017. Egoeraren Jarraipena” se puede leer en el lomo, que vendría a significar “Catalunya 2017. Seguimiento de la situación”.

Se desconoce cuál es la información que guarda en esa carpeta catalana, pero por sus dimensiones queda patente que guardó mucha documentación en sus encuentros con unos y otros. Este jueves cuenta con sus propias palabras cuál fue su papel.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: