Deporte

el vestuario presiona para que se quede


Cuando Lopetegui abandonó ayer la sala de Prensa de Valdebebas, pasó por detrás de Isco, que estaba sentado esperando su turno para hablar. Para hacerse sitio, el aún entrenador del Real Madrid le cogió de los hombros, con confianza, como se hace con quien tienes una buena relación, fue una manera de apoyarse para pasar. «Si echan al entrenador nos tienen que echar a todos. Los jugadores defienden, atacan… es culpa de todos», aseguraba después el centrocampista del Real Madrid, en una de la defensas más cerradas del técnico que se han oído desde el vestuario.

Los dirigentes de la entidad van deshojando la margarita en busca del entrenador que mejor se acople a la plantilla y a los objetivos que se tienen que alcanzar, mientras los futbolistas intentan hacer como que la vida sigue igual, lo que es imposible. Primero porque la tensión está en el ambiente y empieza a ser complicado disimularla, como ocurrió en el entrenamiento de ayer y después porque todo el mundo habla y pregunta por lo mismo y los jugadores pueden esconderlo, negarlo, pero la realidad es tozuda. Su entrenador está en el alero, en la puerta de salida por los continuos malos resultados del equipo: «Siempre hemos recibido muchas críticas y los que lo hacen siempre acaban con el rabito entre las piernas, hemos ganado cuatro Champions a pesar de las críticas», decía ayer Isco, portavoz de la plantilla en uno de los días más delicados para serlo. El andaluz estuvo en plan capitán, siendo firme en la defensa de la armonía del vestuario y de su entrenador.

Isco tiene galones tras muchos años en el club y tras ser considerado por Lopetegui como uno de los futbolistas principales del equipo. Pero la opinión de Isco esconde algo más: el vestuario no quiere cambiar de entrenador. Al menos la gran mayoría de los hombres que lo conforman. Así se lo han hecho saber a los directivos. Consideran que Lopetegui es el técnico más adecuado para conducir al grupo pese a que es evidente que los resultados no están acompañando. Desde el bando de los futbolistas se piensa que si bien no se ha desplegado el juego deseado durante muchos partidos, la mala suerte ha sido un factor determinante, que ha influido y ha ahondado la mala racha. Es una opinión común que el partido contra el Levante, por lo menos, se tenía que haber empatado y que no fue justo volverse de Moscú, en el segundo encuentro de la Champions sin ni siquiera un punto. Así se lo han hecho ver al alto mando del club, para intentar que rectifique una opinión que parece definitivamente tomada.

Lopetegui contaba en la Selección con el respaldo de los principales futbolistas y muchos de ellos eran del Real Madrid. Ese respaldo se está viendo estos días dentro de la entidad donde los dirigentes se han encontrado que son varios jugadores en el vestuario los que no quieren que se lleve a cabo el casi anunciado cambio de entrenador. Pero es que desde el club consideran también que los futbolistas, después de tantas victorias, necesitan alguien que les estimule en vez de alguien que simplemente les acompañe.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto