“El único diálogo que cabe es sobre cuándo y cómo se aplica el artículo 155 de la Constitución en Catalunya”. Así de contundente se ha mostrado el líder del PP, Pablo Casado, durante su discurso de defensa de la enmienda a la totalidad al presupuesto del Gobierno presentada por los populares esta tarde en el Congreso.

Casado ha iniciado su intervención con referencias al juicio contra los líderes del procés que ha arrancado hoy en el Tribunal Supremo, luego ha mencionado la situación que se vive en Catalunya y, en un discurso que ha pronunciado sin ayuda de papeles, ha concluido arremetiendo contra el contenido de los presupuestos denunciando la subida de impuestos y alertando contra la posible llegada de un ciclo de desaceleración económica.





“Gracias al recurso que el PP interpuso contra el Estatut, no es un tribunal independentista quien juzga a los líderes del procés”, ha señalado Casado en referencia a la impugnación que los populares hicieron en su día del texto estatutario catalán y que concluyó en 2010 con una sentencia del Tribunal Constitucional en la que se anulaban los artículos referidos al diseño de la planta judicial donde se establecía que el Tribunal Superior de Justicia fuera en Catalunya la última instancia en lugar del Supremo.

“Nunca nadie hizo tanto mal a España en tan poco tiempo convirtiéndose en rehenes del independentismo”, ha reprochado Casado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras acusarle de “humillar al país” y de permitir que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, le tratase “como si fuera el presidente de un Estado extranjero” en el encuentro que ambos mantuvieron en el Palacio de Pedralbes el pasado 21 de diciembre.

Torra presentó al Gobierno en esa reunión un documento con 21 reclamaciones. Sánchez las tildó de “monólogo”, pero no las quiso desvelar, pese a la insistencia del PP por conocerlas. La semana pasada, coincidiendo con las negociaciones sobre el nombramiento de un relator que intermediase en la solución de la crisis catalana, Torra publicó por fin ese documento en su integridad”.

Casado ha incluido esta tarde en su lista de reproches a Sánchez que ocultase esa lista de 21 puntos “durante dos meses”. Y también le ha afeado al presidente que el PSOE no haya apoyado en el Congreso ninguna de las propuestas de los populares para frenar al independentismo tales como la de prohibir a las formaciones que “fomentan la kaleborroka”, impedir los indultos o acabar con el Diplocat.





Además, Casado ha asegurado que “la situación económica es preocupante” y ha recordado que “en el mes de enero se registraron 80.000 nuevos parados”.También ha denunciado subidas de impuestos previstas en el presupuesto “como la del Diesel, que no afectará precisamente a los ricos”. Y tras burlarse del último anuncio del Gobierno de “desenterrar a Franco, que no se sabe ya si lo van a encontrar”, ha instado a Sánchez a convocar “ya las elecciones”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: