El diputado de ERC en el Parlament y exsecretario general de Hisenda, Josep Maria Jové, deberá declarar el próximo 1 de marzo ante la instructora del TSJC en calidad de investigado por su participación en los hechos del 1-O. En concreto, se le investiga por los presuntos delitos de malversación y desobediencia grave por su papel en la organización del referéndum desde el departamento que en aquel momento dirigía Oriol Junqueras.

Jové está siendo investigado por el TSJC debido a su condición de diputado en el Parlament. Inicialmente su causa se estaba instruyendo en el juzgado número 13 de Barcelona, en el que se mantienen 40 personas imputadas por los hechos del 1-O, entre ellas varios altos cargos del anterior Govern.






El ex número dos de Junqueras está siendo investigado por el TSJC debido a su condición de diputado; inicialmente su causa se estaba instruyendo en el juzgado número 13 de Barcelona

A Jové, por aquel entonces número dos de Junqueras, se le acusa de participar en el “comité ejecutivo del entramado” creado por el Govern “y otros actores”, desde 2015, para conseguir la independencia de Catalunya. La incautación a Jové por parte de la Guardia Civil del documento EnfoCats y de una agenda personal se considera clave en la acusación en la multitud de causas abiertas contra los dirigentes del procés desde el Tribunal Supremo al citado juzgado 13.

En un auto de este mes de enero, el TSJC apuntaba a una “eventual responsabilidad” de Jové en la organización del referéndum, en el que “se invirtieron, directamente o mediante personas interpuestas, fondos públicos, o bien se comprometió el correspondiente gasto, por una suma aún por determinar”. Asimismo, el tribunal también acepto que el partido de extrema derecha Vox ejerza la acusación popular, como ya ocurre en el resto de causas.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: