El pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado por unanimidad dejar sin efecto la suspensión de Carles Puigdemont para el ejercicio del cargo público dictada por el magistrado Pablo Llarena el pasado mes de julio en el auto de conclusión de instrucción de la causa especial del procés. Así, el alto tribunal deniega la medida cautelar solicitada por el expresident en su recurso de amparo, algo que ya hizo hace unos días con otros diputados afectados como Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez.

El TC, sin entrar al fondo de la cuestión, considera que acceder a dicha petición “equivaldría a anticipar un eventual fallo estimatorio del recurso de amparo” y supondría “inaplicar” el artículo 384 bis de la Ley de enjuiciamiento criminal. Ese mismo argumento ya fue empleado por el Alto Tribunal al denegar la misma petición a los otros diputados del Parlament afectados por la suspensión.





Asimismo, rechaza comparar la cuestión con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el asunto Demirtas -un diputado kurdo encarcelado- y Turquía sin entrar al fondo de la cuestión. En otro recurso, el Alto Tribunal estudia el recurso de Puigdemont contra la resolución de la Mesa del Parlament que decretaba su suspensión y le retiraba el voto delegado.

En otro orden de las cosas, el pleno del TC ha rechazado también por unanimidad suspender el proceso contra los acusados por el 1-O en el Tribunal Supremo “por falta de imparcialidad” al denegar la petición de Rull y Turull en un recurso de amparo contra el auto de la sala especial 61 del Supremo en el que se rechazaban las recusaciones planteadas.

El TC argumenta que “el perjuicio para que sea irreparable debe ser real y actual, sin que sea posible alegar un daño futuro o hipotético o un simple temor” y los recurrentes apuntaban a una posible condena larga que luego sea declarada nula por la imparcialidad de los magistrados recusados, en su caso cuatro -Manuel Marchena, presidente de la Sala II, Andrés Martínez, Juan Ramón Berdugo y Luciano Varela-.

Los acusados plantearon incidentes de recusación al trascender los mensajes de Cosidó sobre Marchena, cuando se negociaba la renovación del Poder Judicial, pero la Sala especial 61 rechazó otra vez todos los incidentes.






¿Los líderes del Procés son presos políticos?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: