La huelga contra la reforma de las pensiones que promueve el presidente de Francia, Emmanuel Macron, está provocando este jueves fuertes perturbaciones en el transporte ferroviario y aéreo, así como el cierre de colegios y diversas instituciones culturales.

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) ha advertido de que solo circulan uno de cada diez trenes de alta velocidad TGV, de los cercanías de París y de los de largo recorrido Intercités, así como uno de cada cinco regionales (TER), mientras que el tráfico internacional se ve igualmente «muy afectado».

La reforma quiere sustituir los 42 regímenes que existen en la actualidad por un sistema por puntos en el que cada euro cotizado dé los mismos derechos al alcanzar la jubilación, y contempla con ello acabar con los beneficios de los que gozan trabajadores como los de la SNCF o la red metropolitana parisina de transporte.

Esa es la razón por la que el seguimiento de la huelga en ambos sectores sea masivo, mientras que en el transporte aéreo la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) ya había previsto la anulación del 20 % de los vuelos con origen o destino en Francia.

En todo el país se han convocado oficialmente 245 manifestaciones

La principal manifestación tendrá lugar en París a las 14.00 hora local (13.00 GMT) en la estación del Este y final en la plaza de Nación.

En el metro parisino se han suspendido once líneas, otras tres funcionarán con restricciones y solo en las horas punta, y las dos automatizadas que garantizan los desplazamientos, la 1 y la 14, podrían verse saturadas.

Los sindicatos CGT, FO, FSU, Solidaires, UNL y UNEF han convocado la huelga al considerar que el nuevo régimen disminuirá la cuantía de las pensiones y «degradará los derechos».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: