El entrenador portugués José Mourinho ha sido nombrado este miércoles nuevo técnico del Tottenham Hotspur tras la destitución anoche del argentino Muaricio Pochettino, según ha anunciado el presidente del club inglés, Daniel Levy. «En José tenemos a uno de los entrenadores de mayor éxito en el fútbol. Tiene mucha experiencia, puede inspirar a los equipos y es un gran técnico», ha afirmado Levy en un comunicado.

El equipo londinense comunicó anoche «el relevo de sus funciones» de Pochettino y su cuerpo técnico, debido a los «decepcionantes» resultados del final de la pasada temporada y del principio de la actual, según Levy. Mourinho, exentrenador del Real Madrid, Chelsea y Manchester United, ha dicho sentirse emocionado de unirse a un club con unos aficionados «apasionados». A pesar de los títulos obtenidos por Mourinho en Inglaterra, Portugal, Italia y España, sus dos últimos proyectos como entrenador en la Premier League no terminaron bien. En diciembre de 2018 el Manchester United lo despidió. El portugués, enfrentado a jugadores y al entorno, dejó al equipo fuera de los puestos que daban acceso a la Liga de Campeones y a 19 puntos del liderato. Su anterior etapa, en el Chelsea, también acabó mal: abandonó el club con el equipo decimosexto clasificado —con la competición casi en su ecuador— y eliminado de la Copa de la Liga.

«José es uno de los entrenadores más completos al haber ganado 25 destacados trofeos. Es reconocido por su destreza técnica y ha entrenado al Oporto, al Inter de Milan, al Chelsea, al Real Madrid y al Manchester United», ha escrito una nota del Tottenham. Y añade: «Ha ganado títulos nacionales en cuatro países diferentes (Portugal, Inglaterra, Italia y España) y es uno de los tres entrenadores que ha ganado dos veces la Liga de Campeones de la UEFA con dos clubes, el Oporto en 2004 y el Inter Milan en 2010».

Pochettino, que también fue técnico del Espanyol y el Southampton, ha sido despedido tras cinco cinco años y 293 partidos en el club. Con él, la temporada pasada el Tottenham llegó por primera vez en su historia a una final de la Liga de Campeones, que perdió ante el Liverpool de Jürge Klopp por 2-0 en el Wanda Metropolitano (Madrid). «Hemos sido extremadamente reacios a este cambio. No es una decisión que la junta directiva haya tomado a la ligera ni con prisa», dijo Levy anoche, y apuntó a una causa: «Lamentablemente, los resultados domésticos en el fin de la pasada temporada y en el principio de esta han sido decepcionantes».

El Tottenham es actualmetente decimocuarto en la clasificación actual de la Premier League, con 14 puntos de 36 posibles en las 12 primeras jornadas, en las que solo ha sumado tres triunfos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: