Andrés Iniesta siempre ha tenido inquietudes empresariales. Además de la bodega, que abrió en su pueblo natal, Fuentealbilla (Albacete) y otras inversiones en agencias de marketing o negocios inmobiliarios, el exjugador del Barcelona ha entrado de lleno en el mundo de las zapatillas, con la marca Mikakus, creada hace un año. Durante este ejercicio, la firma, que fabrica en Portugal y cuya sede se encuentra en Cabrera de Mar (Barcelona), ha ido expandiéndose sobre todo en el canal online. Ahora da un paso adelante y abre su primera tienda física. Y lo hace en Kobe, la ciudad japonesa en la que reside desde hace más de un año el jugador, tras fichar por el Vissel Kobe.

Iniesta se ha convertido en el mayor embajador de la marca en el país nipón. Precisamente, en Japón hay un auténtico boom por las sneakers, donde tienen cabida las marcas nicho. De hecho, en el primer año de vida de Mikakus se han vendido unos 4.000 pares de zapatillas, principalmente a través de internet, pero también en puntos de venta multimarca y tiendas especializadas, donde la firma está presente en diferentes ciudades de España, como Barcelona, Madrid, Alicante, Zaragoza, Sevilla, Marbella, Algeciras, Almería, Gijón o Ibiza.

En este primer año, aseguran en la compañía, se han cumplido los objetivos de facturación. Estos se situaban en unas ventas de 300.000 euros, vendiendo el producto en 35 países, entre los que se encuentran Estados Unidos, México, Australia, Tailandia, China, Israel, Hong Kong y la mayor parte de la Unión Europea. El precio de las zapatillas oscila entre los 149 y los 225 euros. Para el próximo año, el reto es triplicar la facturación.

Modelo de zapatilla de la firma.

Situada en el céntrico barrio de Sannomiya, este primer local pretende abrir camino a nuevas aperturas, sobre todo en Oriente Medio, donde existen conversaciones, en este sentido, con posibles socios. “Abrir esta tienda en Kobe supone estar presente en un mercado, como el japonés, y un paso estratégico para la marca”, afirma Iniesta, que en la apertura ha estado acompañado por parte de sus compañeros de vestuario, como David Villa, Sergi Samper y Kyogo Furuhashi. De esta estrategia también habla el consejero delegado de Mikakus, Àlex de Guirior, que considera esta apertura clave para el crecimiento de la marca. “Queremos satisfacer la alta demanda que existe en el mercado japonés [el segundo después de España]”.
­

El origen de Mikakus se remonta a 2016, a una cena entre dos amigos, Joel Borràs, fundador de la empresa de marketing deportivo y de representación de jugadores Sport&Life, y el DJ Àlex de Guirior. Ambos tenían algo en común, además de la vena emprendedora: el interés por el mundo de la moda. Entre bromas y risas se plantearon crear una marca de zapatillas. Al proyecto se sumó otro DJ, Mark Wieding. También desde el primer momento contaron con el apoyo de Andrés Iniesta, que presta su imagen para las campañas de la compañía, y además tiene un modelo de zapatilla que lleva su nombre. En la tienda se vende como novedad una versión de la bota Boom, diseñada con la colaboración del DJ barcelonés Paco Osuna.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: