Aprende a Posicionar tu Sitio WEB

noa1

Necesitas Visibilidad En Tú Web

noa2
Portada

El testimonio de la tromba de 1981

consultor seo


Una impresionante tromba de agua provocó numerosos daños la noche del 21 de agosto de 1981 en el área metropolitana de Barcelona y en la zona de la costa comprendida entre Montgat y Castelldefels. Hasta 68 litros por metro cuadrado llegaron a caer sobre la capital catalana. Uno de los puntos más afectados fue Sant
Pau del Camp. El agua inundó el templo románico alcanzando más de dos metros de altura. Testigo de ello es una inscripción en uno de los muros en el interior de la iglesia que señala hasta donde llegó el agua.

El agua reventó el muro exterior del recinto de Sant Pau del Camp
(Xavi Casinos)






La intensa lluvia dejó sin luz a buena parte de la capital catalana, así como a Badalona, L’Hospitalet y Santa Coloma, entre otras poblaciones de la conurbación metropolitana. Un incendio provocado por la caída de un rayo
destruyó prácticamente el mercado de Els Encants. El servicio de metro se interrumpió en varios
tramos y se inundaron los pasos inferiores de la Ronda del Mig en la zona de Sants, donde se tuvieron que rescatar a varias personas que quedaron atrapadas en sus vehículos. Las inundaciones de bajos se contaron por cientos y el aeropuerto de El Prat tuvo que cerrar el tráfico aéreo en varias ocasiones.

Los barrios del Poblenou y el Raval resultaron especialmente castigados. El agua reventó el muro exterior del recinto de Sant
Pau del Camp. En esta zona, el agua adquirió gran fuerza y altura arrastrando incluso algunos coches. Tras romper el muro, el agua entró a raudales e inundó el interior de la iglesia, situada por debajo del nivel de la calle Sant Pau.

El agua superó los dos metros en las graves inundaciones del 21 de agosto de 1981
El agua superó los dos metros en las graves inundaciones del 21 de agosto de 1981
(Xavi Casinos)






Hasta a más de dos
metros llegó el nivel del agua
dentro del templo. Para testimoniar las consecuencias de aquel destructivo fenómeno meteorológico, se decidió dejar constancia mediante una inscripción en una de las piedras del muro próximas a la puerta oeste de la iglesia. Allí puede leerse: “Aiguat que nega tot el recinte 21-VIII-1981”. Una raya que señala el nivel que alcanzó el agua bajo un triángulo a modo de flecha completa la inscripción.

Cuando todavía no se había desescombrado del todo el interior de la iglesia, una nueva tormenta registrada unos días después, el 3 de septiembre, inundó de nuevo Sant Pau del Camp, aunque en esa ocasión el agua solo alcanzó un metro de altura. Ese día, en pocos minutos cayeron sobre Barcelona 45 litros por metro cuadrado.


Hasta a más de dos
metros llegó el nivel del agua
dentro del templo









Fuente: LA Vanguardia