Jordi Pina, el abogado de Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, ha tomado el relevo de algunos de sus compañeros letrados como Xavier Melero o Andreu Van den Eynde y ha protagonizado el interrogatorio más incisivo de la jornada. Pina ha preguntado al jefe de la Policía Nacional en Catalunya el 1-O, S
ebastián Trapote, por varios detalles de la actuación policial durante aquella jornada. El objetivo, nada disimulado, era mostrar contradicciones en el testimonio y demostrar la falta de proporcionalidad.

Tras un principio más o menos plácido, la tensión entre abogado y testigo ha comenzado cuando el primero ha preguntado por una actuación, la de la escuela FEDAC de Horta (Barcelona), que en estos momentos se investiga en el juzgado de instrucción número 7. La respuesta de Trapote ha sido enumerar los 50 procedimientos abiertos y subrayar que en 17 se ha decretado el sobreseimiento provisional y ha habido cuatro sentencias absolutorias.






Hasta dos veces Pina ha tenido que repetir la cuestión: “Eso no es lo que le he preguntado. Fíjese”

“Eso no es lo que le he preguntado. Fíjese. Mi pregunta es muy concreta”, ha subrayado Pina. “Le pregunto si le consta o no” la citada investigación. La repregunta de Pina ha dado sus frutos para los intereses del abogado. “Exactamente a mi no me consta”, ha acabado por responder.

En ese momento, Pina ha pedido exhibir un vídeo para mostrar las cargas policiales frente al citado colegio de Horta, cosa a la que el presidente del Tribunal, Manuel Marchena, no ha accedido. “Exhibir un video para que usted convenza al testigo de que no hubo proporcionalidad no tiene ningún sentido”, ha alegado el juez, que ha agregado que todos los videos se van a poder ver cuando acaben las testificales.





No logado su objetivo, Pina ha optado por preguntar por el uso de material antidisturbios y, en concreto, sobre el uso de pelotas de goma. Trapote no ha entrado en el fondo de la cuestión y se ha limitado a explicar que la utilización del material antidisturbios es una decisión del jefe de grupo. “Si es menester porque la situación lo requiere, lo utiliza”, ha concluido.





Tras preguntar sobre si se tomaba nota y se hacían informes internos sobre cada actuación, a lo que ha recibido respuesta afirmativa, Pina se ha interesado por saber si los informes se enviaron al teniente coronel Daniel Baena, que fue el encargado de hacer el atestado de la Guardia Civil de los hechos del 1-O. “El atestado y todas las actas y documentación, todo fue remitido al TSJCat”, ha replicado el mando policial.


El abogado ha preguntado por el uso de pelotas de goma, la no intervención en Badalona o Terrassa, y sobre si se decidieron las intervenciones en función de si votaban figuras importantes como Mas

El interrogatorio ha ganado en tensión cuando el abogado de Sànchez, Rull y Turull se ha referido a una respuesta previa de Trapote a preguntas de Fiscalía. El jefe policial había informado que a las 7:30 horas del 1 de octubre recibió una llamada que le alertaba de la “inacción” de los Mossos, con lo que tomó la decisión de actuar. Sobre eso, Pina ha preguntado: “¿Si los colegios abrían a las 9:00, en que consistía la inacción a las 7.30?”. Trapote se ha limitado a indicar que a primera hora de la mañana había mucha gente concentrada y “apenas policía autonómica”.





En este punto Pina ha tratado de poner en contradicción a Trapote y le ha preguntado por qué la Policía no actuó en Terrassa o Badalona a pesar de ser de su competencia –algo por cierto que Pina ya preguntó al coronel Diego Pérez de los Cobos, coordinador del operativo–. “¿Significa que en estos casos los Mossos no actuaron con inacción?”, ha preguntado irónicamente. La respuesta ha sido seca: “Nuestro objetivo era tener el número máximo de efectivos concentrados, y no desperdigados, para no perder efectividad”.


Hospitalizados y uso de armas

Pina ha mantenido este tono hasta el final. Ha pedido al testigo que explicara si hubo policías hospitalizados y/o en estado grave, a lo que Trapote ha respondido que no. Y después ha preguntado si los ciudadanos usaron “armas de fuego, quema de contenedores, cuchillos…”, con lo que el mando policial ha respondido también negativamente. En las declaraciones anteriores, Trapote acababa de relatar un alto grado de violencia en los manifestantes.

Pero la parte final del interrogatorio ha sido la más tensa. “¿Le consta que funcionarios de Policía golpearan con sus defensas reglamentarias en las extremidades superiores o cabeza a ciudadanos sentados en el suelo con las manos levantadas y en actitud claramente pacífica?”, ha espetado Pina. Trapote ha eludido responder en primera instancia y ha dicho: “Si alguien cree que sus derechos han sido vulnerados puede presentar la correspondiente denuncia”. “Yo no le pregunto eso. Fíjese”, ha insistido Pina repreguntando. El abogado solo ha podido sonsacar un “yo no lo presencié” y “de eso no me informaron” de Trapote.





Finalmente, el abogado ha preguntado por una actuación en la escuela Infant Jesús de Barcelona y ha preguntado porque no se entró en el centro. “Se comprobó que era un centro privado y no se llevó a acabo ninguna intervención”, ha respondido Trapote, con lo que Pina ha recordado que hubo cargas policiales duras ante el mencionado colegio. “¿No lo pudieron comprobar antes? ¿No tenían una lista?”, se ha preguntado Pina, que ha concluido: “¿No será que se acudió a ese centro porque es donde tenía que votar Artur Mas?”. Trapote ha optado por la evasiva y la réplica de manual:
“No elegíamos los puntos de intervención”.


¿Hubo violencia durante el Procés independentista?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: