Desde 71.350 euros costará en Alemania la variante coupé del SUV eléctrico Audi e-tron, que mide casi cinco metros de largo, está propulsado por un motor de 360 CV y puede recorrer con cero emisiones hasta 446 kilómetros, según el ciclo WLTP.

La marca alemana de los cuatro aros empezará a admitir pedidos del Audi e-tron Sportback desde finales de 2019 y las primeras entregas a clientes están previstas para la primavera de 2020.

El Audi e-tron Sportback es el segundo vehículo eléctrico de la historia del fabricante germano, tras el Audi e-tron, del que se diferencia en que la línea de la caída del techo es mayor hacia la parte trasera, lo que le da ese toque coupé a pesar de su diseño de cinco puertas.

Mide 4,91 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 1,61 metros de alto, unas medidas que le permiten ofrecer una imagen exterior musculosa y más aerodinámica que el e-tron, y un espacio interior igual de amplio para cinco ocupantes.

Audi pondrá a la venta el e-tron Sportback en dos variantes. La primera de ellas es la 50 quattro, que cuenta con 313 CV, batería de 71 kWh y autonomía para recorrer hasta 347 kilómetros. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 190 km/h.

La segunda es la más potente y su denominación comercial es Audi e-tron Sportback 55 quattro. Sus registros son motor de 360 CV -potencia que puede incrementarse a 408 CV con la función de aceleración máxima «boost»-, batería de 95 kWh y autonomía de 446 km.

Pasa de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos (con la función boost para el cronómetro en 5,7 segundos) y puede registrar una velocidad máxima de 200 km/h (está limitada electrónicamente).

En estaciones públicas de carga rápida (de hasta 150 kW) se puede recargar el 80% de la batería en una media hora (en el caso del Audi e-tron Sportback 50 quattro la potencia máxima de carga es de 120 kW).

El coche lleva de serie un cable de carga de hasta 11 kW, que pueden llegar a 22 kW con un segundo dispositivo a bordo opcional que estará disponible a partir del verano de 2020 y que ofrecerá soluciones inteligentes como programar la carga durante las horas en que las tarifas sean más económicas.

Si se combina con un sistema de gestión de energía doméstica, el vehículo puede incluso recargarse con energía sola si la casa está equipada con un sistema fotovoltáico.

En el equipo de serie nos encontramos con el sistema MMI touch, que está formado por dos pantallas digitales de 12,1 y de 8,6 pulgadas. Desde la primera se manejan el sistema de infoentretenimiento, el teléfono, la navegación y los ajustes del coche; y desde la segunda se puede introducir texto escribiéndolo con el dedo o regular el climatizador.

También sale de fábrica con el cuadro de relojes digital y personalizable (es el Audi virtual Cockpit de 12,3 pulgadas), las ayudas a la conducción Audi Pre sense basic y Audi pre sense front, los faros de Led (opcionalmente pueden ser de Matrix Led), la navegación plus (con Google Earth e información de tráfico en tiempo real) y radio digital DAB+.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: