El Tribunal Supremo devuelve la pelota sobre los debates electorales en la cárcel a la Junta Electoral Central (JEC). La Sala que juzga a los líderes del procés considera en una providencia que “no tiene competencia” para decidir sobre la petición de Jordi Sànchez de celebrar un debate en la prisión de Soto del Real y sera la JEC quien se tenga que pronunciar.

En el texto señala que “no compete al órgano jurisdiccional velar por los principios que determinan la regulación de la actividad electoral” ni “la fijación de un determinado régimen penitenciario” sobre la solicitud del candidato de Junts per Catalunya por Barcelona. “Lo solicitado no es un acto que afecte a una posible incomunicación judicial -que no se ha acordado por esta Sala-, ni supone una excarcelación del centro penitenciario. Todo ello sin perjuicio de la competencia atribuida a la Administración Electoral para velar por la vigencia de los principios que rigen el desarrollo del proceso electoral”, añaden los magistrados.





La JEC había remitido la solicitud de Sánchez para celebrar un debate electoral en la cárcel donde está interno junto a los demás líderes del 1-O que están siendo enjuiciados. El Alto Tribunal también debe pronunciarse sobre la posibilidad de que los presos independentistas que concurren al 28-A puedan participar en la campaña y tiene sobre la mesa nuevos escritos de sus letrados para que salgan en libertad condicional o se les imponga medidas cautelares menos gravosas; algo a lo que la Fiscalía se opone.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: