Con el anuncio de la ordenación del nuevo arzobispo, que será el 8 de junio en la Catedral de Tarragona, arrancó el debate. Esta ceremonia ha contado desde época medieval y sin interrupción, con la presencia del Seguici Popular, que acompaña la entrada del arzobispo en el templo. Sin embargo, esta vez la asamblea de entidades del Seguici ha sometido la tradición a votación. El resultado ha sido claro: 17 entidades han votado en contra, once a favor y una se ha abstenido. El Seguici no dará la bienvenida a monseñor Planellas.

El hasta ahora tradicional acto, no está regulado en el Protocol del Seguici Popular, por lo que según ha informado el Ayuntamiento de Tarragona, los elementos que lo integran, “tenían que aprobar su participación”. La consellera de Cultura, Begoña Floria ha explicado que la Comissió Assessora del Seguici Popular, reunida el martes, ya había emitido un dictamen en el que no recomendaba la salida del Seguici.






La tradición

Esta salida de los elementos festivos no está regulada en el Protocol del Seguici

En la assamblea, que se ha celebrado en el Institut Municipal d’Educació de Tarragona (IMET), sólo ha faltado el representante de la colla castellera Xiquets del Serrallo. El resto de entidades, 29 en total, han votado tras exponer sus argumentos. La investigación, por casos de presuntos abusos sexuales, de dos sacerdotes en activo del Arzobispado de Tarragona, y la gestión del escándalo también se ha puesto encima la mesa.


“Estas salidas tienen un difícil encaje o justificación en una sociedad progresivamente más laica”



Según ha comunicado Floria, la comisión ha valorado “la parte histórica y ritual de estas entradas, pero se considera que en el marco social y cultural del momento actual, tienen un difícil encaje o justificación en una sociedad progresivamente más laica”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: