El Hereda San Pablo Burgos hizo historia este domingo al lograr el primer título de su historia, la Liga de Campeones de Baloncesto, tras derrotar en una gran actuación al AEK en la final disputada en Atenas y en la que se impuso al equipo local por 85-74.

Pese a un mal inicio y perder de diez puntos al final del primer cuarto, el equipo de Joan Peñarroya reaccionó en el segundo, en el que un parcial a favor de 35-12 le permitió irse al descanso con 49-36 a favor. También fue superior en el tercero, donde amplió su ventaja a diecinueve puntos, lo que le permitió jugar con tranquilidad en los últimos diez minutos hasta hacerse con el triunfo.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: