Tecnología

El Samsung Galaxy Note 8 renace de sus cenizas | Tecnología


El Samsung Galaxy Note 8 ha llegado con la firme intención de hacernos olvidar los problemas de la anterior generación — de sobra es conocido que la coreana tuvo que retirar el Note 7 del mercado por sus baterías explosivas—. Lo hace, además, tomando como referencia un smartphone con tan buena acogida como el Galaxy S8: se parece en diseño, en configuración y en funciones. Eso sí, esconde un par de sorpresas: el característico stylus de la gama Note y una doble cámara trasera.

Infinito

El Note 8 se suma a la moda de reducir al máximo los marcos y optar por una pantalla prácticamente el doble de alta que de ancha. Como ocurre con el resto de modelos que se han unido a esta tendencia (Galaxy S8, LG G6, LG V30, iPhone X…), supone un doble beneficio. En primer lugar, permite que sujetar un terminal tan grande (tiene un tamaño de 6,3 pulgadas) no resulte incómodo, aunque es cierto que realizar determinadas tareas con una sola mano es casi imposible. En segundo lugar, este formato hace que la visualización de contenidos en formato horizontal sea más inmersiva, que se acceda a más información de un solo vistazo y que se saque más partido al multitarea.

Recubierto de cristal por delante y por detrás, y protegido con Gorilla Glass 5 de golpes y arañazos, su diseño es tan atractivo a la vista como propicio a ensuciarse con huellas y polvo. Este acabado, además, es condición indispensable para permitir que se cargue de forma inalámbrica; una característica cada vez más demandada y que también incluye. Por lo demás, cuenta con resistencia al agua con certificación IP68, lo que implica que puede sumergirse a metro y medio de profundidad durante media hora.

Ficha técnica

Pantalla: Super AMOLED de 6,3 pulgadas, 2.960 x 1.440 píxeles (521ppi)

Procesador: Exynos 8895 Octa core (2.3GHz Quad + 1.7GHz Quad), 64bit, 10nm

Memoria RAM: 6 GB

Almacenamiento: 64 GB / Ranura para microSD hasta 265 GB

Cámara: Trasera dual con Dual OIS: gran angular de 12 megapíxeles f1.7 y teleobjetivo de 12 megapíxeles f2.4 y AF. Frontal de 8 megapíxeles, f1.7 y AF

Batería: 3300 mAh, carga inalámbrica (WPC y PMA) y carga rápida (QC 2.0)

Sistema operativo: Android 7.1.1

Tamaño: 162,5 x 74,8 x 8,6 mm

Peso: 195 g

Red: LTE Cat. 16

Conectividad: Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2.4/5GHz), VHT80 MU-MIMO, 1024QAM, Bluetooth 5.0, ANT+, USB Tipo C, NFC, Ubicación (GPS, Galileo, Glonass, BeiDou)

Sensores: Acelerómetro, barómetro, sensor de huella dactilar, sensor de giro, sensor geomagnético, sensor Hall, sensor de pulso cardíaco, sensor de proximidad, sensor de luz RGB, sensor de iris, sensor de presión

Otros: IP68, bloqueo biométrico (escáner de iris, sensor de huella dactilar, reconocimiento facial), auriculares AKG

Precio: 1.010,33 euros

 Su pantalla está dotada de tecnología Super AMOLED y de una resolución QHD de 2.960 x 1.440 píxeles (521ppi), y destaca por su capacidad para mostrar textos e imágenes con gran colorido, incluso en entornos con mucha luz ambiental o con luz solar directa. Es importante señalar que para disfrutar de esta densidad de píxeles hay que activarlo de forma manual ya que, por defecto, viene configurado con una resolución Full HD+ que equivale a 2.220 x 1.080 píxeles. Incluso es posible optar por una inferior (HD+) cuando se necesita preservar la batería.

Desenfocado

Con el Note 8 la firma coreana da por fin el salto a la doble cámara y lo hace situándola como una de las opciones más interesantes tanto en posibilidades como en calidad. Así, ambos sensores ofrecen una resolución de 12 megapíxeles con estabilizador óptico de imagen. La diferencia entre ellos radica en que uno dispone de una lente gran angular y una luminosidad f1.7, mientras el otro es un teleobjetivo con f2.4.

Su combinación permite aplicar un efecto de profundidad de campo en las imágenes que, durante nuestras pruebas, ha demostrado funcionar bastante bien: solo hemos notado pequeños errores en zonas complejas como el pelo. Más interesante todavía es que esta función, bautizada como Enfoque Dinámico, se puede ajustar regulando su intensidad antes y después de cada captura. Por otro lado, incluye un modo (Dual Capture) que toma dos imágenes simultaneas, una con un plano cerrado debido al teleobjetivo y otra con uno más abierto gracias al gran angular.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

  • Pantalla

  • Cámara dual

  • S Pen

Lo peor:

En lo que a la calidad de las imágenes se refiere, cuando hay buena iluminación son realmente buenas: colores naturales e intensos, buen balance de blancos, efectos convincentes… Baja un poco el nivel cuando cae la luz, momento en el que aparece algo de ruido, pero aun así es sin duda una de las mejores cámaras móviles del momento.

Junto a las cámaras se sitúa el lector de huellas. Como ocurría con el Galaxy S8, su funcionamiento es óptimo, pero su ubicación resulta problemática, ya que no se accede a él con un movimiento natural y resulta muy fácil colocar el dedo sobre las cámaras por accidente y ensuciarlas. Como alternativa, Samsung propone otros dos sistemas de identificación biométrica, aunque ninguno nos convence. Por un lado, el reconocimiento facial no está recomendado por la propia firma por ser el más inseguro, pese a que funciona muy bien; por otro, la identificación a través de iris es lenta porque hay que situar el teléfono a una distancia concreta y tener buena iluminación, así que no siempre funciona a la primera.

CON LÁPIZ

El lápiz digital S Pen es uno de los rasgos diferenciales de la gama Note, cuyas funciones se han enfocado a controlar el terminal, tomar notas, realizar dibujos o traducir textos en tiempo real.

Valoración y veredicto

Calidad-precio: ****

Diseño: ****

Innovación: ****

Manejo: *****

Extras: *****

Veredicto:

      • Rotundamente bueno

      • Recomendable

      • Neutro

      • Más bien negativo

      • Muy negativo

La competencia:

Este complemento ha mejorado con respecto a las versiones anteriores y ahora está dotado de una punta más fina, mayor sensibilidad a la presión y nuevas funciones. La que más nos ha gustado es la que permite tomar notas con el dispositivo bloqueado: basta con extraer el stylus para que la pantalla se active y podamos proceder con las anotaciones que quedan guardadas de forma automática en la app de Notas. Mucho más anecdótica es Live Message, para escribir mensajes y hacer dibujos con los que crear en GIFs animados.

Por lo demás, la respuesta del terminal a los gestos del S Pen es muy positiva, sin errores, y con la ventaja de que este accesorio no necesita pilas ni recargar su batería interna para funcionar.

Fluido

El uso del Note 8 es completamente fluido en cualquier supuesto. Con un procesador de 8 núcleos (un Exynos de fabricación propia) y 6 GB de memoria RAM, no podía ser de otra manera. De hecho, hay pocos teléfonos que igualen esta capacidad: el OnePlus 5 o el Xiaomi Mi 6 son algunas de las excepciones.

La experiencia con Android 7.1 (y la capa de personalización TouchWiz) es también positiva. Tiene especial protagonismo el asistente Bixby, que todavía funciona a medio gas. Por el momento no está disponible en español, aunque puede utilizarse en inglés para dar órdenes de voz y publicar en redes sociales, activar la cámara, realizar capturas de pantalla, etcétera.

La batería —algo más pequeña que la del S8— aguanta bien el día de uso. Además de la función de carga inalámbrica que mencionábamos antes, es compatible con la carga rápida de Qualcomm e incluye un cargador habilitado para ella en la propia caja.

Bueno, bonito y caro

Sin duda, el Galaxy Note 8 de Samsung es uno de los smartphones más potentes y bonitos del momento. Está plagado de funcionalidades interesantes y es uno de los pocos modelos del mercado que viene con un stylus. En el apartado de los puntos negativos, los ya comentados: la ubicación de lector de huellas o la reducción de capacidad de la batería con respecto al Galaxy S8 podrían ser las más destacadas. Eso, sin tener en cuenta su precio, que resulta realmente alto.

COMPRA ONLINE EL SAMSUNG GALAXY NOTE 8

Tamaño: 7,5 x 0,9 x 16,3 cm. Pantalla de 6,3 pulgadas.

Destacamos: cámara dual con 12 megapíxeles, un peso de 195 gramos, sistema de reconocimiento de iris y huella digital. Incluye S pen y es resistente al agua.

Desde 1.009,90€ en Amazon




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment