El Rey Juan Carlos, de 81 años, ha ingresado este viernes entorno a las 22.00 horas en la Cínica Quirón de Pozuelo de Alarcón, donde este sábado se someterá a una operación a «corazón abierto». Le implantarán «entre tres y cuatro bypass», según fuentes de su entorno para mejorar el flujo sanguíneo. «Me veréis a la salida», ha comentado el monarca a los medios congregados en el centro sanitario.

La intervención quirúrgica fue programada tras su última revisión médica anual, realizada los pasados 11 y 12 de junio. En este tiempo, el rey emérito ha seguido haciendo vida normal, incluso participando en competiciones de vela en el extranjero.

Este mismo mes, Juan Carlos I ha estado en Palma unos días antes de que llegaran a Mallorca los Reyes Felipe VI y Letizia con sus hijas. Entre otras actividades, acudió junto a la reina Sofía a la escuela de tenis de Rafael Nadal en Manacor. Después capitaneó en aguas finlandesas el velero Bribón Movistar, que el pasado día 9 se proclamó vencedor en la división de Clásicos del Campeonato del Mundo de la clase Seis Metros.

Juan Carlos I permanece alejado de la esfera pública oficial desde mayo, cuando comunicó a su hijo, el rey Felipe VI, su voluntad de dejar de desarrollar actividades institucionales y completar su retirada de la vida pública a partir del pasado día 2 de junio, fecha en la que se cumplieron cinco años del anuncio de su abdicación.

Desde una primera operación de apendicitis en su juventud han sido numerosas las ocasiones en las que ha tenido que pasar por el quirófano. Las lesiones derivadas de su afición al deporte también le han llevado en dos ocasiones a la sala de operaciones. En 1981 fue operado de una fibrosis por una fisura en la pelvis y en 1985 de su rodilla derecha. En 2010 fue operado de un tumor benigno en el pulmón derecho, y en 2011, tras romperse el tendón de Aquiles, del pie izquierdo. Ese año se le implantó una prótesis en la rodilla derecha. Al siguiente, pasó tres veces por el quirófano; una para colocarle una prótesis en la cadera derecha, tras su polémica caída en Botsuana. La última operación fue consecuencia de una lesión cutánea que se le extirpó de forma preventiva, según informó Zarzuela el pasado 10 de abril.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: