Esta vez sí había escalera y además de piedra. Los Reyes han subido los escalones de acceso a la Casa Rosada desde la avenida Rivadavia para ser recibidos, bajo el porche de la entrada, por el presidente Mauricio Macri y su esposa, Juliana Awada. Ha sido el reencuentro de dos parejas que además de conocerse, se reconocen y, según lo visto, se aprecian desde su primer contacto hace dos años durante la visita de Estado de presidente Macri a España.

La jornada de los Reyes ha comenzado este lunes en la plaza San Martín, donde ha tenido lugar la ofrenda floral en el monumento del general que lideró la independencia de Argentina hace poco más de dos siglos. Un tributo con el que cumplen todos los mandatarios extranjeros antes de ser recibidos oficialmente en la Casa Rosada, cuya fachada principal se abre sobre la plaza de Mayo, aunque la entrada se sitúa en uno de los laterales. Tras el fiasco de la escalerilla del avión que obligó a los Reyes, a su llegada el domingo por la noche, a permanecer dentro del aparato oficial hasta que se encontró una adecuada, este lunes el imprevisto ha quedado atrás ante la evidente calidez con el que el matrimonio Macri, en nombre de los argentinos, ha recibido a los Reyes.






Desde Buenos Aires

Felipe VI subraya que su visita “da constancia de la excelente relación que une a ambos países”

En el salón blanco del palacio presidencial, el presidente Macri ha dado la bienvenida a los Reyes, y ha considerado su presencia como una “muestra de afecto y de apoyo en estos momentos”. “Un tiempo de cambios” ha dicho el mandatario argentino, “como los que ustedes vivieron hacer algunos años”. Macri ha trasladado a los Reyes el gran nivel de afecto que los argentinos sienten por España y, a su vez, el Rey al contestar a sus palabras se ha referido, igualmente, a la especial relación que une a argentinos y españoles. “Estamos como en casa,”, ha dicho el Rey, “sentimos una gran emoción, nos unen tantas cosas”.

En su intervención, el Rey ha afirmado que la visita de Estado tiene como objetivo “dar constancia de la excelente relación que une a ambos países. Es un honor y una responsabilidad”. “España”, ha continuado el Rey, “siempre ha apoyado a Argentina en los momentos difíciles. Somos muy conscientes de la situación que han atravesado en términos económicos y apoyamos las reformas que están en marcha”.


España – Argentina

Intercambio de presentes

Tras el recibimiento oficial, los dos matrimonios se han reunido para el intercambio de regalos. los Reyes han regalado al presidente Macri una reproducción de la Nao Victoria que comandó Magallanes en la circunnavegación de la que ahora se cumplen 500 años, así como de las cartas de navegación de Elcano y de Magallanes y, para la esposa del presidente, una pieza de cristalería de La Granja y un joyero. El matrimonio Macri ha correspondido a estos presentes con un maletín de piel para el Rey y un poncho salteño de lana vicuña para la reina Letizia.





En su primera aparición en la visita de Estado, la Reina ha lucido un vestido sin mangas de color maquillaje, mientras la primera dama argentina ha optado por un vestido estilo boho color azul marino con aplicaciones plateadas a modo de topos. La mañana en la Casa Rosada ha incluido un encuentro entre los dos mandatarios y las delegaciones oficiales, y una reunión entre la Reina y Juliana Awada en la que han hablado de cuestiones referidas a las causas que comparten como la atención a la primera infancia y las enfermedades raras. Al mediodía, los dos matrimonio han compartido un almuerzo en la residencia presidencial de la Quinta Los Olivos.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: