El pasado 12 de enero, después de 102 minutos de final de la Supercopa de España contra el Real Madrid en Arabia Saudí, José María Giménez fue reemplazado por Diego Simeone aquejado desde días antes de unas molestias musculares; el próximo 14 de junio, cinco meses u once partidos después, volverá a la titularidad del Atlético de Madrid en San Mamés.

Protagonista ya de 180 partidos oficiales, ocho goles y cuatro títulos con el equipo rojiblanco, él es uno de los pocos supervivientes aún de la plantilla que ganó la Liga en el Camp Nou en 2013-14, aunque entonces era nada más un aprendiz; nada que ver con lo que es ahora para el equipo. Ni con su jerarquía. Hoy entre los cuatro capitanes, también ganó una Supercopa de España (2014), otra de Europa (2018) y una Liga Europa (2018).




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: