Portada

El Reino Unido pedirá una prórroga del Brexit a la UE

consultor seo


El Parlamento británico ha aceptado por 412 votos a favor y 202 votos en contra solicitar una ampliación de la fecha marcada para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, prevista inicialmente para el 29 de marzo, hasta el 30 de junio.

La petición deber ahora ser trasladada a Bruselas, quien es el encargado de aceptar o no esta ampliación. Empieza pues un nuevo periodo de negociaciones para la primera ministra, Theresa May, que tendrá que convencer a Europa de que permita una ampliación más allá del 29 de marzo.

La moción aprobada solicita la extensión hasta el 30 de junio siempre y cuando el Parlamento apruebe el acuerdo presentado por la primera ministra antes del 20 de marzo. En caso contrario, May ya ha avisado que solicitará una prórroga más alta, aunque todo debe ser acordado con la UE.






30 de junio

El Parlamento británico quiere más tiempo

El Gobierno presiona ya para lograr el apoyo del acuerdo de May y recuerda que si no se logra este consenso el 20 de marzo y la extensión se perlonga más allá del 30 de junio, esto obligaría a los británicos a participar en las elecciones europeas que tendrán lugar el próximo 26 de mayo.

En una de las semanas más intensas para el futuro del Reino Unido en la Unión Europea, los diputados británicos han mostrado su rechazo tanto al plan acordado entre May en Bruselas, como a la posibilidad de un Brexit no negociado.

Durante la sesión de esta tarde se han votado, además de la moción principal, tres enmiendas. La más importante era la presentada por Sarah Wollaston, diputada del recién formado Grupo Independiente, que incluye ocho exlaboristas y tres exconservadores y que proponía “la extensión del artículo 50 del Tratado de Lisboa” para llevar a cabo una segunda consulta y que solo ha contado con el apoyo de 85 diputados.


Por 249 votos

El Parlamento ha rechazado notablemente la celebración de un segundo referéndum

Esta enmienda ha sido ampliamente rechazada, tal y como se preveía puesto que a lo largo del día se había anunciado que el Gobierno votaría en contra y que el principal partido de la oposición, el Partido Laborista, se abstendría.





No es la primera vez que el Reino Unido vota la opción de una segunda consulta. En diciembre de 2017 la cámara también rechazó este escenario que tan sólo contó con el apoyo de 23 parlamentarios. En esta ocasión, el Partido Laborista también se abstuvo.


Ajustado

La segunda enmienda ha sido la más ajustada

La segunda enmienda de la tarde proponía votar el 20 de marzo las diferentes alternativas posibles, así como no extender el Brexit más allá del 30 de junio, en una extensión de la enmienda. La fecha límite del 30 de junio ha sido rechazada de manera muy ajustada, por tan solo tres votos de diferencia. Y más ajustada aun ha sido la negativa a la enmienda en sí, que se ha decidido por dos votos.

La tercera enmienda, propuesta por los laboristas y que pedía la extensión del artículo 50 para ganar tiempo para encontrar una mayoría para un enfoque distinto del Brexit, ha sido rechazada por 16 votos de diferencia, mientras que la cuarta enmienda ha sido retirada en el último momento y no se ha sometido a votación.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment