“SUSPENDIDA”. El Registro de la Propiedad número 28 de la capital suspendió el pasado 9 de octubre la inscripción del gigantesco edificio de Santa Teresa, 9 de Madrid, según un documento al que ha tenido acceso este periódico. Este era uno de los 14 inmuebles de Fusara, una fundación tutelada por la Iglesia hasta hace dos meses. El 30 de julio los vendió sin explicar los detalles de la operación, la cuantía de la venta, el destino del dinero —que según distintas fuentes apuntan a la construcción de un gran centro de educación concertada en Madrid— y dejando en el limbo a más de 400 inquilinos que vivían de alquiler. 

El Registro de la Propiedad expone cuatro motivos para no inscribir este bloque de pisos y locales: “Por no constar inscrita la totalidad de los miembros que componen el Patronato —formado por el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; el alcalde, José Luis Martínez Almeida; la delegada del Gobierno, Paz García Vera; el decano del Tribunal de la Rota, Carlos Manuel Morán, y dos sacerdotes de la capital—, ni la inscripción del poder general otorgado a don Ignacio Olmos (antiguo gerente de Fusara) en el Registro de Fundaciones de la Comunidad de Madrid, ni la comunicación de la compraventa a dicho Registro, ni que la misma se haya hecho constar en el mismo”.

Navega por el mapa y pincha en los iconos para ver la imagen del edificio

La Fundación Fusara es un acrónimo que responde a la Fundación de Santamarca y de San Ramón y San Antonio. Su objeto es “educar a menores de edad carentes de medios económicos con enseñanza católica”. Resulta de la fusión de dos fundaciones en 2008 que contaban con numerosos inmuebles, de cuya administración proveían fondos para orfanatos, colegios concertados y residencias. Su patrimonio entonces estaba valorado en 70 millones de euros.

Para la compraventa de estos 14 inmuebles situados en el centro de Madrid se utilizaron 15 sociedades interpuestas. Las 14 empresas que compraron los 14 inmuebles de Fusara se crearon entre el 2 de abril y el 13 de junio de este año con un capital de 3.010 euros cada una. Todas tenían en principio la misma administradora: María Elena García Pastrana, que vive en Badalona y que cuenta con 1.012 empresas vinculadas a su nombre por toda España, según el registro mercantil. Sin embargo, las 14 sociedades cambiaron de administrador días más tarde. La propietaria de este armazón empresarial de 14 empresas es otra sociedad limitada: Tapiamar Partners S.L.. El nuevo propietario del entramado es Roberto de Juan González, según el Registro Mercantil. De Juan cuenta con 31 sociedades situadas en un domicilio social cercano al opulento Paseo de La Habana. 

Los 400 inquilinos han recibido tres burofaxes desde el pasado mes de septiembre. Los últimos llegaron este martes comunicando la decisión irrevocable de abandonar las casas. Piedad Martínez, de 46 años, fue la última en entrar en el bloque de Angosta de los Mancebos 2 de La Latina. «Me dijeron que nunca lo iban a vender, que no me preocupara». Ahora está en el paro. «El finde pasado me fui al pueblo de mi padre para pedirle que me dejara la casa del pueblo».

Antonio, Teresa y Aurora son tres inquilinos que se han visto afectados por la venta de los inmuebles. Ellos viven en el bloque de Angostas de los Mancebos 2.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: